Ir a contenido


Foto
* * * * - 7 Votos

Siempre Estaré A Tú Lado (Inu&kag) [+18]


152 respuestas en este tema

#1 Miko-Mica

Miko-Mica
  • Usuario
  • 366 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Argentina

Escrito 20 October 2010 - 11:18 PM

¡Hola! ¿Cómo están todos? :bye:

Acá volví con un fic de Inu que tenía en la mente, hace semanas y hace días en la máquina :yonohesido: XDDD

Sin más comentarios, espero que les guste y lo disfruten :miniojis:

Cualquier cosa que duden, me dicen ¿Si? :sisi:

Los personajes pertenecen a Rumiko Takahashi.

Siempre Estaré a Tú Lado +18

Capítulo 1: Destrucción.

- ¡Maldito Naraku! – Gritaba el híbrido desenfocado, observando los cuerpos de sus amigos agotados y lastimados.

Llevaban varias horas luchando contra el transformado demonio, y las consecuencias se podían notar a la distancia. Tanto Shippo como Kirara se encontraban envenenados, mientras que, Sango había sido golpeada por su propio boomerang dejándola desmayada al tratar de salvar de la muerte a su hermano Kohaku, pero sin conseguirlo, y Miroku, por haber usado en extremo su agujero negro, se encontraba al límite. Si no vencían a Naraku pronto todos morirían, esta era la batalla final.

- ¿Qué sucede Inuyasha? ¿Tienes miedo de que los mate? – Le preguntaba cínicamente el monstruo que, con sus trucos sucios había logrado que en la época feudal reinara un caos total, ya que con su veneno poco a poco iba consumiendo la vida de todo el Japón antiguo.

- Argg, cierra tu maldita boca de una vez, ¡Lanza de diamantes! –

- Eres un imbécil Inuyasha, por tu ineptitud tus amigos morirán – Respondió el monstruo tomando a la mujer que el híbrido había descuidado, en el apuro de lanzar su ataque, usándola como escudo.

- ¡Noooooo! – Exclamó, al observar su ataque sobre aquella mujer desmayada provocándole unas enormes grietas en su cuerpo – Ki-kyo – Susurró consternado.

- Inu-yasha – Murmuró la peli-negra, que al despertarse del desmayo provocado por uno de los ataques de Naraku, pudo vislumbrar la casi destrucción de aquella mujer – Kikyo –

- Demonios, no me hagas esto Kikyo, ¡No mueras! – Gritaba desconsolado, mientras sus bellos ojos se poblaban de lágrimas.

- ¡Maldito Naraku! ¡No te lo perdonaré! – Exclamó furiosa la peli-negra, tomando su arco y disparando una de sus flechas – ¡Maldito! –

La ira y tristeza de la joven logró conectar su alma con la de su antepasado, consiguiendo que ambos poderes se transmitieran en aquella flecha lanzada por la peli-negra, la cual con solo tocar a su objetivo lograría purificarlo junto con la perla para mandarlo al otro mundo.

- Este será tu fin Naraku – Le susurró con sus últimas fuerzas la sacerdotisa entre sus garras.

- ¡No! – Murmuró Naraku al sentir aquel devastador poder acercándose peligrosamente a él – Kagome, no me iré solo de este mundo – Advirtió al tiempo en que uno de sus tentáculos se desprendió de su cuerpo para dirigirse directo a la joven, que se encontraba concentrada aún en su tiro. Era su último ataque, un ataque desesperado.

La flecha, finalmente impactó en el cuerpo del demonio, que envuelto en un destello rosado y brillante, logró ser purificado junto con la perla de Shikon. La mujer entre sus tentáculos, fue envuelta en el brillo y desapareció de ese mundo junto con el monstruo y la perla.

- Ki-kyo, ¿Por qué? – Murmuró amargamente. Pero aquel ataque lo hizo reaccionar inmediatamente – ¡Kagome! No permitiré que mueras, no puedo… ¡No quiero! – Se lanzó hacia la muchacha apartándola del ataque, pero su cuerpo no pudo evitarlo.

- Inuyasha, ¡No! – Gritó la peli-negra corriendo hacia el híbrido – ¿Inuyasha? ¡¿Inuyasha?! –

- Ka-go-me –

- Inuyasha no hables – Le susurró suavemente la joven con lágrimas en sus ojos, la herida del oji-dorado, era muy grave.

- Kago-me, perdona-me -

- ¿Qué tonterías dices Inuyasha? Tenemos que llevarte a la aldea –

- Es inútil – Susurró sin que la joven del futuro pudiera entender sus palabras. El híbrido sentía que ese ataque no había sido como el resto, sabía que su cuerpo por más fuerte que fuera no resistiría mucho más.

- ¿Qué dices? – Se preocupaba la joven – ¡Kirara! ¿Puedes llevarnos? –

- Descuida, yo te llevaré -

- ¡No! Estas muy lastimado -

- ¡Keh! ¿Cuántas veces tengo que repetir que mi cuerpo no es como el de los humanos? Vamos – Aquella mentira tenía que tranquilizarla, no quería que ella sintiera lo que el, en esos momentos por la muerte de kikyo.

El equipo marcho hacia la aldea, Kirara llevaba, dificultosamente, a Sango y Miroku, todavía desmayados, mientras que Shippo caminaba a su lado. La peli-negra, por su lado, se negó a subir en la espalda del oji-dorado, caminando pausadamente mientras lo sostenía con preocupación.

La anciana Kaede, sentía un mal presentimiento desde aquella mañana, y lo confirmó al recibir al grupo en pésimas condiciones.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- ¿Cómo están todos? – Preguntaba la joven del futuro a la anciana que acababa de salir de la cabaña.

- Todos se encuentran bien Kagome, no te preocupes – Pero sabía que estaba mintiendo, puesto que uno de ellos no sobreviviría mucho tiempo más.

--------------------------------------- Inicio de Flash Back -------------------------------------------

- Anciana, deja de intentar hacer milagros ¿Quieres? – Mencionó dolorido el oji-dorado.

- Inuyasha…-

- Se muy bien que no se puede hacer nada – Respondió resignado – Dejame pasar mis últimos momentos tranquilo –

- ¿Se lo dirás? - Preguntó suavemente la anciana, señalando por la esterilla de la puerta a una joven de uniforme escolar a la orilla del río.

- No, a ella no -

- Pero…-

- Pero nada, les diré a los demás, pero no quiero que ella se entere -

- No creo que puedan ocultar algo así frente a ella -

- Lo se, pero no quiero verla triste, suficiente tristeza tengo con la muerte de Kikyo - El oji-dorado no podría soportar las lágrimas de su Kagome.

- Está bien Inuyasha, respetaré tu decisión. Pero ella merece saber esto -

--------------------------------------- Fin de Flash Back -------------------------------------------

- ¡Que bueno! – Respondió con tranquilidad la peli-negra – Ire a visitar a Inuyasha, cuando lo dejé se veía bastante mal –

- Sí, Kagome. Es mejor que estés con él en estos momentos –

- ¿En estos momentos? – Pero la anciana ya se había alejado lo suficiente para, según la joven, no escuchar su pregunta.

- Ayudalo Kagome, el necesita mucha fuerza para superar estos momentos – Pensó la anciana.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Tal y como planeó el platinado, Kagome no se enteró de su estado, ya que le pidió que fuera en busca de Ramen instantáneo mientras el hablaba con sus amigos.

- ¿Qué sucede Inuyasha? ¿Por qué no querías que Kagome nos escuche? - Preguntó preocupada la castaña.

- Yo…yo…-

El joven de ojos azules, lo observaba calladamente desde que había entrado en la cabaña, tenía una sospecha de lo que su amigo quería decirles - ¿Cuán grave es? –

- Mi-miroku – Murmuró sorprendido el oji-dorado – Mucho –

- ¿Qué quieres decir con eso Inuyasha? – Preguntó la castaña sin aceptar lo que decía su amigo.

- Lo que oíste, y no me hagan repetirlo. El ataque que lanzó Naraku dirigido a Kagome tenía sus últimas energías, como así también las de la perla, era mortal. Mi cuerpo al ser el de un híbrido resistió un poco más que el de un humano, pero no se puede curar -

- E-eso quiere decir que tú… tú…- Susurró con pesar el pequeño zorrito.

- Así es pequeño Shippo, pero supongo que ya lo aceptaste, ¿No es así Inuyasha? – Cuestionó sabiamente el monje – Como también pretendes que la señorita Kagome no se entere hasta el final, ¿No es así también? -

- Sí, así es… por eso es que… -

- ¡No Inuyasha! ¡No te lo permitiré! – Lo interrumpió la castaña – Kagome tiene derecho a saber la verdad de esto, ¿Cómo crees que se sentirá al verte morir de la nada? ¿Pretendes que actuemos como si nada? -

- Sí Sango, es justamente lo que deseo – Respondió ante la mirada furiosa de su amiga – No quiero que ella esté triste en estos momentos yo le contaré la verdad cuando lo crea necesario, entiéndanme –

La joven iba a contestar pero el monje la interrumpió – Está bien Inuyasha, si es eso lo que deseas te respetaremos, ahora bien, ¿Cuánto tiempo queda? –

- No creo que pase de esta noche -

Todos admiraron sorprendidos la fuerza de aquel híbrido – Les pido por favor que traten de actuar como siempre – Finalizó.

- ¡Inuyasha! Disculpame, pero en la batalla perdí toda la comida que quedaba… ¡Chicos! ¿Se encuentran bien? – Exclamó una jovencita peli-negra que acababa de entrar a la cabaña.

- Sí señorita Kagome – Respondió con tranquilidad el joven oji-azul.

- ¡Me alegro mucho! ¿Inuyasha te sientes mejor? Cuando me fui te notaba algo dolorido todavía -

- ¡Keh! Es solo una molestia verás que pronto me curaré, no te preocupes – Respondió restándole importancia el platinado.

La castaña no podía fingir más, ante la actuación de su amigo sus lágrimas comenzaron a bañarle el rostro por lo que decidió salir corriendo de la cabaña sin dar explicaciones.

- ¡Sango! – La llamó la peli-negra - ¡Sango! ¿Qué le sucedió? -

- Dejeme a mí hablar con ella, señorita Kagome, recuerde que la muerte de su hermano es muy reciente – Explicó con sabiduría el monje.

- Tiene razón monje Miroku –

El joven oji-azul se retiró de la cabaña seguido de Shippo para darle a su amigo la privacidad que necesitaba para decirle la verdad a la peli-negra.

- Pobre Sango – Dijo tristemente la joven sentada a un lado del platinado.

- Kagome… yo -

- ¿Qué sucede Inuyasha? -

¿Por dónde podía comenzar? ¿Qué le podía decir? ¿Cómo se lo podía explicar? – Acompañame a dar un paseo – Dijo finalmente.

- Pero, aún te ves débil mejor descansa. Ya está anocheciendo mañana podremos hablar con más tranquilidad -

- No, tiene que ser ahora – Replicó utilizando sus últimas energías para levantarse y caminar hasta donde pretendía llevarla.

- ¡Eres tan terco! Bien, pero vamos con cuidado – Respondió rindiéndose la peli-negra.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Hasta acá llega el capi 1 ><

Le pido que no me quieran asesinar por esto... Pero es inevitable y ...

¡Es todo culpa de mi Musa yo no tengo nada que ver! :meparto: :ninja:

¡Los quiero! Y me despido que en un rato tengo fiesta :borrachillo:

Unos besotes grandotes para todos y nos leemos pronto :quetecomo:

Este tema ha sido editado por Miko-Mica: 09 October 2011 - 02:19 AM

inuyashaennavidad.jpg 2iw2aae.gif
Mis historias: Destino [+18] (Actualizado 01/12/2013) / Siempre Estaré A Tú Lado [+18] / Dentro De Mí [+18]


#2 kimiki

kimiki
  • Usuario
  • 83 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:en el mundo de los sueños...

Escrito 20 October 2010 - 11:51 PM

¿Inuyasha morira? nooo! no puedes hacer esto! :superlloro:
tienes que salvarlo!
por favor no me dejes con la duda de lo que pasara!
esperare la continuacion! y mas te vale que lo salves!
adios!!! :bye:
Imagen enviada

#3 NoOnis

NoOnis
  • Usuario
  • 791 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En el Inframundo

Escrito 21 October 2010 - 01:53 AM

Hola Miko !!
Muy bueno el capitulo uno me parecio corto ): o tal vez me lei muy aprisa hahaha xD
ya quiero saber q pasa, pobre Inu ):
Adiosin :bye:

Imagen enviadaImagen enviada
Índice de maldad --->Imagen enviada
月 を 見る 思い 出せ ...digo al viento...para que algun dia...lo lleve hasta ti...


#4 Mikulita

Mikulita
  • Usuario
  • 19 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Sengoku Jidai

Escrito 21 October 2010 - 07:57 PM

:superlloro: :superlloro: uuuuyyyyy poobrre mii iiiiinuuuuuu!!!!!!1 :superlloro: :superlloro:

mee loo vaas a mataar??? pobreesiitoo!!! :superlloro: xDDDD

mee enncantto el capii espeero laaa conntii rapiidoo!1!! :trabaja: :trabaja: :voyfeliz:

pobbree kagg vaa a suufrriir muuchhiiisimo cuuando ese enteere :superlloro:

saluudiiines!!!!1 sayoooo! :besitu:

Este tema ha sido editado por Mikulita: 21 October 2010 - 07:58 PM


#5 lindakagome08

lindakagome08
  • Usuario
  • 1522 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En la puerta de oro de Colombia.

Escrito 22 October 2010 - 07:47 AM

Hooolaaaa mica primera vez que leo uno de tus fics y te felicito escribes muy bienImagen enviada
aunque no te voy a perdonar que andes dejándome a mi hermoso inu al borde de la muerte xDDDImagen enviada

espero que pronto dejes la conti a ver en que va a parar todo esto y por aquí me vas a ver seguido ejejeje, cuídate, nos vemos byeeee...

2qu6ets.gif2rcq5c7.jpg

¨ Déjame darte la descripción de mi trabajo. Yo cazador oscuro, Tu daimon, yo golpeo, tu sangras, yo mato, tu mueres...¨


#6 Miko-Mica

Miko-Mica
  • Usuario
  • 366 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Argentina

Escrito 22 October 2010 - 06:47 PM

¡Hola a todos! ¿Cómo están? :voyfeliz:

Acá les dejo el segundo capi de mi Fic, ¡Espero les guste y los disfruten! :miniojis:

Capítulo 2: Adiós.

- ¡No puede ser cierto! ¡No es justo! – Lloraba amargamente la castaña sobre el pecho del monje – Primero Kohaku y después esto. ¿Por qué? –

- Entiendo como te sientes Sango, pero Inuyasha lo aceptó, y está tratando de que lo aceptemos también -

- Pero… pero… ¡No quiero que mueeeeeeera! – Cuestionó el pequeño zorrito en un mar de llanto.

- Piensen que Inuyasha la debe estar pasando peor que nosotros en estos momentos –

- Lo se, pero me duele aceptarlo…- Susurraba la castaña.

- A mí también – Murmuraron al unísono el monje y el zorrito.

- Pero… Ahora que la perla fue destruida ¿Qué sucederá con Kagome? – Preguntó la exterminadora cambiando de tema.

- Buena pregunta, mi querida Sango, pero la verdad no lo se, con esto de Inuyasha no lo había pensado –

- ¿Creen que Kagome también nos deje? – Dijo tristemente el pequeño demonio.

- Es lo más probable, puesto que la señorita no es de esta época –

- Espero que, al menos, su familia logre ayudarla a superar esto – Murmuró la castaña secándose las lágrimas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- Inuyasha, ¿A dónde quieres ir? – Preguntaba ansiosa y preocupada la peli-negra - ¿Qué parte de “estás débil” no entiendes? -

- ¿No reconoces el lugar? - Desvió el tema, sintiendo como se iba quedando sin fuerzas.

- ¿El lugar? – Murmuró observando el paisaje – El pozo –

El platinado caminó con dificultad hasta el pie del pozo y se sentó casi sin energías mientras que la peli-negra no quería acercarse demasiado, debido a la fuerte sensación de dejavú que sentía en esos momentos.

- Inuyasha, no me habrás traído aquí, para volver a tirarme dentro del pozo, como lo hiciste cuando luchamos por primera vez con Sesshomaru, ¿Cierto? – Preguntó con desconfianza.

- Kagome necesito decirte algo antes de que anochezca por completo -

- ¿Qué sucede Inuyasha? Me preocupas – Un mal presentimiento comenzaba a formarse dentro del corazón de la joven, quien se acercó suavemente hacia el híbrido, sentándose a su lado.

- Kagome, no tengo mucho tiempo y necesito que me escuches. Y no me interrumpas -

- Bien te escucho – Aquel presentimiento iba empeorando con el paso de los minutos.

- Antes de que Naraku fuera destruido… El quiso llevarte a ti consigo, pero yo me interpuse en su ataque para salvarte, ¿Lo recuerdas? Bien – Prosiguió al ver la expresión de preocupación de la joven – Ese ataque contenía las últimas energías de Naraku y también las de la perla, era un ataque desesperado y mortal -

- Inu-yasha… tú-

- Dijiste que no me interrumpirías. Ese ataque dio de lleno en mí, pero no morí en ese instante porque mi cuerpo no es tan débil como el de un humano, sin embargo aunque mi cuerpo lo intenta, no puede recuperarse…-

- ¡NO INUYASHA! ¡NO! ¡NO! – La joven había caído en cuenta de lo que estaba pasando, pero no podía aceptarlo, no quería – No Inuyasha, por favor, no mueras – Sus lágrimas no se hicieron esperar bañando rápidamente su hermoso rostro.

- Kagome – Susurró el híbrido atrayéndola contra sí para consolarla – No llores por favor, no quiero que estés triste -

- ¡¿Cómo me puede pedir que no esté triste?! Yo… yo … ¡Yo te amo Inuyasha! Y no quiero que me dejes – Lloraba desconsolada enterrándose más en el pecho de su amado oji-dorado.

- Kagome, yo… Talvez debí decírtelo antes, pero más vale tarde que nunca… Yo también te amo Kagome -

- ¡No Inuyasha! ¿Por qué me lo dices ahora? ¿Por qué te despides? -

- Perdoname Kagome, pero no puedo hacer nada -

- ¡Por favor Inuyasha no me hagas esto! –

- Escucha, yo… no te lo dije antes porque quería disfrutar de tu alegría un poco más -

- Inuyasha, ¿Cómo crees que me siento? Yo te permití que volviéramos caminando hacia la aldea, yo… ¡Yo te permití caminar hasta aquí! Soy una estúpida, talvez si no te hubiese dejado caminar… – Dijo separándose del platinado.

- No, eso sí que no. Tú no eres ninguna estúpida, no lo sabías y tampoco podías hacer nada. Eso es todo, ven – Respondió atrayéndola nuevamente a sus brazos – Dejame disfrutar de tu calor un poco más –

- Inuyasha, ¡Yo no quiero estar sin ti! -

- Tú vas a seguir con tu vida, ¿Está claro? Ahora que la perla ha desaparecido tendrás que regresar a tu tiempo y continuar con tu vida -

- ¿Acaso crees que podría vivir feliz sin ti? -

- Tienes que hacerlo, si sabes lo que es perder a un ser querido, no querrás que tu familia pase por eso ¿Verdad? – Sentía su cuerpo al límite - ¡Demonios! No aguantaré mucho más tiempo

El rostro de su madre, su abuelo y su hermano pasaron por su memoria, ella no quería que sufran como ella lo estaba haciendo ahora. No podía dejar que ellos pasaran por algo así.

- Kagome – Dijo una voz melodiosa proveniente del pozo – Kagome –

- ¿Qué es esa voz? – Susurró la peli-negra, acercándose cuidadosamente al pozo.

- Kagome, ahora que la perla de Shikon fue destruida, tu deber en la época feudal ha terminado -

- ¿Terminado? -

- La perla de Shikon era el medio de conexión entre ambos mundos, ahora que ya no existe, esa conexión se cerrará y deberás volver a tú época -

- Yo…-

En ese momento las fuerzas del híbrido se agotaron causando que la peli-negra se de vuelta e intente hacer que reaccione – Inuyasha, por favor despierta, aunque yo me vaya no quiero que mueras –

- Kago-me gra-gracias -

- ¡Te dije que no te despidas! ¡No me dejes! – Gritaba la joven, mientras que las lágrimas comenzaban a salir en mayor cantidad y caían sobre el oji-dorado con rapidez.

- Si-siempre esta-ré a t-tu lado Kago-me… te amo – Dijo con sus últimas fuerzas, cerrando sus ojos para siempre.

- ¡No! ¡NO! ¡Inuyasha no me dejes! – Gritaba entre su llanto abrazándose al cuerpo inerte de su amado platinado.

- Kagome – Repitió la melodiosa voz proveniente del pozo – Debes regresar -

- ¡INUYASHAAA! -

- Señorita Kagome – La llamó el joven monje oji-azul acompañado por la castaña y el pequeño zorro – Lo sentimos mucho –

- ¿Us-ustedes sa-sabían de esto? -

- Sí, Inuyasha nos lo dijo en la mañana, pero nos hizo prometer que no te lo diríamos, por eso es que salí corriendo de la cabaña – Le explicó la castaña con nuevas lágrimas bañándole el rostro.

- Por-por favor, encárguense del cuerpo de Inuyasha – Respondió mientras sus lágrimas seguían cayendo, una tras otra.

- ¡Kagome! ¡Te vamos a extrañar muchísimo! – Gritó el zorrito abalanzándose hacia la peli-negra quien lo recibió con un fuerte abrazo.

- Yo también los voy a extrañar a todos. Espero que sean muy felices – Dijo soltando al zorrito y besando los todavía tibios labios de su platinado – Te amo Inuyasha, nunca lo olvides. Porque yo nunca te voy a olvidar

- ¿Estás lista para regresar? – Preguntó la voz del pozo.

- S-sí – Respondió la joven parándose cerca del pozo y cerrando sus ojos.

Una luz rosada cubrió a la peli-negra hasta que desapareció – Adiós Kagome – Murmuró la castaña entre lágrimas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Mientras regresaba aquella dulce voz volvió a hablarle – Kagome regresarás al momento donde todo comenzó –

Pero la joven no escuchaba aquella voz, sino que estaba concentrada en su dolor, deseando olvidarlo.

- ¿Deseas olvidar pequeña? Bien se te concederá, puesto que has sufrido demasiado a causa de esto -

- ¿Podré olvidar? – Pensaba la joven del futuro.

Al pisar el pozo nuevamente aquella dulce voz le habló por última vez – Kagome, has regresado al día en que ocurrió todo y cuando recobres el conocimiento no recordarás nada de lo que pasó en la época feudal. Suerte –

- ¿Todo? ¿A Inuyasha también? -

Y el silencio reinó.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- ¡Hermana! ¡Hermana! -

- ¿Hermana? ¿Sota? –

- ¿Estás bien? ¿Te lastimaste? -

La peli-negra abrió sus ojos encontrándose desmayada sobre un suelo de tierra y… ¿Huesos? - ¿Dón-dónde estoy? – Susurró.

- ¡Hermana! ¿Me escuchas? -

- ¡Sota! ¡¿Qué me sucedió?! -

- ¡Te caíste dentro del pozo devora huesos! ¡Espera que traiga algo para que puedas subir! -

- ¡Ahhhhhhhhh! ¡Que asco! ¡Apurate Sota! – Gritaba mientras se paraba y sacudía su uniforme, vaya cosas le pasaba justo el día de su cumpleaños - ¿Cómo demonios me habré caído aquí? -

- ¡Toma hermana! – Decía el pequeño sota lanzándole una escalerilla de soga para que subiera.

- Uf, que horror que es estar allá abajo. ¿Qué hora es Sota? – Preguntó una vez salida del pozo.

- Mmm, 7:30 hermana -

- ¡¿7:30?! ¡Llegaré tarde! – Gritaba mientras salía corriendo del templo, para recoger su mochila y volar hacia su escuela.

Un gatito con manchas anaranjadas comenzó a ronronear entre las piernas de niño al tiempo que este mencionaba - ¡Buyo! ¡Estabas aquí! Vamos antes que algo aparezca, este lugar me da miedo –

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Mientras corría por las atestadas calles de Tokyo, la peli-negra sentía que algo andaba mal, que algo le faltaba, algo o... alguien - Pero... ¿Qué podría faltarme? - Detuvo su carrera desesperada, mientras que por su mente pasaban las imágenes de sus seres queridos, su familia, sus amigas y... ¿Un joven flechado en un árbol? - ¿Quién era él? - Sentía que lo conocía, pero... ¿De dónde?.

Miró su reloj de pulsera despreocupadamente, las 7:40 - ¡¿7:40?! ¡No llego! - Gritó comenzando nuevamente con su carrera por la ciudad.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Hasta acá llega el segundo capi :^^:

No traten de asesinarme, ni torturarme demasiado, que algo bueno saldrá de todo esto, creo :uiss:

En fin paso a agradecer todos los hermosos comentarios que me han dejado: :yeah:

Kimiki: Perdooooon, pero para que la historia siga, debía pasar esto :jops: Aunque me odies, ¡Muchas gracias por tu apoyo! XDDD :fris:

NoOnis: ¿Corto? Me parece que lees rápido :P ¡Creeme que a mí me duele más que a vos! XDDD Espero que no quieras asesinarme tan pronto, muchos besos linda :quetecomo:

Mikulita: ¡Hola bonita! ¡Gracias por tus comen en mis Fics! :miniojis: Fui cruel lo se, pero ya va a mejorar :voyfeliz: Besotes ;)

Lindakagome: ¡Muchas gracias! Yo me leí todos tus fics, y dejame decirte que ¡Me encantaron! Espero que disfrutes de la conti... ¡Besos enormes para vos! :quetecomo: / PD: Ni yo me lo puedo perdonar XDDD

Este tema ha sido editado por Miko-Mica: 04 November 2010 - 07:34 PM

inuyashaennavidad.jpg 2iw2aae.gif
Mis historias: Destino [+18] (Actualizado 01/12/2013) / Siempre Estaré A Tú Lado [+18] / Dentro De Mí [+18]


#7 lindakagome08

lindakagome08
  • Usuario
  • 1522 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En la puerta de oro de Colombia.

Escrito 22 October 2010 - 07:48 PM

Hooolaaaa Imagen enviadaImagen enviadaImagen enviada no puedo creerlo mi hermoso coqui esta muerto xDDDD... Es cierto es imperdonableImagen enviadaImagen enviadaImagen enviada
pero me intriga eso de que a kagome a regresaron al principio de todo y ahora que pasara? sera que kagome algún día recordara todo??
me has dejado ahora comiéndome las uñas, espero la conti pronto, nos vemos byeeee

2qu6ets.gif2rcq5c7.jpg

¨ Déjame darte la descripción de mi trabajo. Yo cazador oscuro, Tu daimon, yo golpeo, tu sangras, yo mato, tu mueres...¨


#8 NoOnis

NoOnis
  • Usuario
  • 791 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En el Inframundo

Escrito 22 October 2010 - 09:26 PM

Hola bonita !
Ya me lei el capi, enserio q se me hacen muy cortos :porque: ): quiero mas, muajajaja ! Debe ser por q esta muy bueno el fic y se me pasa volando.
Que mal que Inuyasha haya muerto justo cuando le confiesa su amor ¡NOOO! pero tengo un presentimiento de que algo muy bueno va a pasar :uuh:
Adiosin :bye:

Imagen enviadaImagen enviada
Índice de maldad --->Imagen enviada
月 を 見る 思い 出せ ...digo al viento...para que algun dia...lo lleve hasta ti...


#9 Mikulita

Mikulita
  • Usuario
  • 19 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Sengoku Jidai

Escrito 23 October 2010 - 10:28 PM

hooola hooola hooola!!!!1 commo esttasss????

nooooooo coome lle puddiiste haccer allgo asii all perritoo liindoooo!!!!!1 :superlloro: :superlloro: :superlloro:

me promeetess quue alggo bbueno saldrra de toodo esttew sefriimientoo??? mmas tee valleeee!!!!1 :cabreo: :cuñao:

mee vooy peroo volvveree quiierroo contti prontto besuuuchineees :besitu:

saaayyooo :bye:

#10 Miko-Mica

Miko-Mica
  • Usuario
  • 366 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Argentina

Escrito 25 October 2010 - 12:36 AM

¡Hola! ¿Cómo están todos? :voyfeliz:

Acá paso, para dejarles la conti (La que Nonis, me obligó a subir ya XDDD)

Espero les guste y la disfruten :miniojis:

Capítulo 3: ¿Nos conocemos?

Las rejas del instituto estaban a punto de cerrarse, cuando la peli-negra llegaba corriendo – Llegué a tiempo – Susurraba agitada.

- Apúrese que cerraré la reja – Decía el profesor encargado de la entrada de los alumnos.

- S-sí profesor, lo siento -

Un vez dentro, la joven comenzó a subir las escaleras hacia su salón mientras pensaba en lo que su madre le haría de cena por su cumpleaños, sin pensar en lo que había pasado por su mente en el camino – Seguramente será algo delicioso –

Cuando abrió las puertas del aula, el grito unánime y los efusivos abrazos de sus amigas la recibieron - ¡¡¡Feliz Cumpleaños Kagome!!! –

- G-gracias chicas – Respondió la peli-negra con un leve sonrojo en sus mejillas.

- Kagome, ¿Qué te regalaron? - Preguntó Yuka.

- Tenemos que festejar - Dijo Eri al instante.

- ¿Cómo te sientes? - Preguntó Ayumi con curiosidad.

Cuando la joven se disponía a contestar el profesor entró en el salón, interrumpiéndola – Siéntense todos –

- Sí profesor – Contestaron todos al mismo tiempo, mientras cada uno tomaba su lugar. En el caso de la peli-negra se sentó en la cuarta fila, de la segunda columna de asientos junto con sus amigas Yuka, Eri y Ayumi, sentadas delante, a su izquierda y a su derecha respectivamente.

- Bien chicos, antes que nada quiero presentarles a un nuevo compañero – Dijo buscando el legajo del joven – Es de Tokio como ustedes, pero está recién llegado de un largo viaje con sus padres -

Toda la clase estaba exaltada, en especial la parte femenina – ¡Un nuevo compañero! ¿Será lindo? – Se preguntaban entre ellas.

Sin embargo una joven peli-negra lejos de escuchar las palabras del profesor, se encontraba buscando en su mochila un par de trabajos prácticos que debía entregar ese día y que no encontraba - ¿Dónde están? – Murmuraba preocupada.

- ¡Pasa por favor! – Continuaba el profesor.

Un muchacho de cabello azabache, con un corte moderno, piel bronceada, cuerpo envidiable y unos impresionantes ojos dorados se posicionó frente a la clase, despertando murmullos entre los hombres y suspiros en las jovencitas. Mientras tanto la peli-negra continuaba en su búsqueda aún sin mirarlo.

- Su nombre es Inuyasha Taisho, espero lo integren rápido – Finalizó el profesor.

- Buenos días – Dijo el joven en tono malhumorado, detestaba estas presentaciones.

La peli-negra detuvo su búsqueda al escuchar ese nombre - ¿Inu-yasha? – Y al escuchar su voz sentó derecha olvidando totalmente lo que estaba haciendo para mirar a aquel desconocido que le llamaba tanto la atención. Recorrió su figura de abajo para arriba y al llegar a sus ojos su corazón comenzó a palpitar de una manera estrepitosa – Esos ojos dorados yo… yo los conozco… ¿Pero por qué me siento así? – Pensaba la joven aún mirándolo a los ojos.

Aquella imagen que había tenido en el camino, volvió a su mente. Este joven era muy parecido al de sus pensamientos - ¿Pero que digo? El de mi mente tiene el cabello platinado y… orejas de perro – Pero no podía negarlo eran idénticos, la misma nariz, los mismos ojos, y ¡Qué ojos!

Otra imagen apareció en su mente, esta vez aparecía un joven que tenía el cabello negro azabache y ojos azules profundos. Parecía el mismo que el del árbol puesto que estaban vestidos igual pero… ¿Por qué había cambiado tanto? ¿Quién era él? ¿Era el mismo? ¡Un momento! El joven que había ingresado nuevo, era la combinación entre ambos, con ojos dorados y cabellera negra ¿Sería el mismo? - No, eso es imposible – Ella no conocía a ninguno de ellos, ni al platinado, ni al morocho ni a la combinación de ambos. Entonces… ¿Qué significaban esas imágenes?

El muchacho se encontraba molesto de tantas miraditas por parte de la clase, pero una en especial captó su atención. Unos hermosos ojos chocolate lo miraban detenidamente a los ojos, provocando que su corazón se acelerara - ¿Quién es esta chica? – Ambos sostuvieron sus miradas como si quisieran saber todo del otro, de una sola vez.

La peli-negra ante lo perturbador de aquellos ojos dorados se sonrojó de una manera muy llamativa provocando que el joven sintiera la necesidad de abrasarla y protegerla, como si la conociera de toda la vida – La conozco… yo… la conozco de algún lado – Pero este no recordaba a ninguna joven como ella.

En sus viajes había pasado de una escuela a otra sin hacer grandes amistades puesto que sabía que no duraría mucho su estadía allí. Había visto chicas bonitas, no podía mentir, pero esa joven era distinta. No podía observar con detenimiento su figura, pero su rostro era hermoso, tenía una boca rosada y atrayente, una nariz pequeña y tierna, y unos ojos chocolate que dejaban ver todo lo que le pasaba por la mente, mientras que su cabellera azabache le enmarcaba perfectamente aquel dulce rostro, realzando su belleza.

La mirada del oji-dorado recorriendo cada parte de su rostro, la puso totalmente tensa, mientras que unas molestas mariposas comenzaron a revolotear por su vientre ¿Por qué se sentía así? Era la primera vez que lo veía, no podía sentirse así – Pero… no puedo evitarlo – Bajó su mirada avergonzada y la clavó en sus manos, que se entrelazaban nerviosas sobre sus piernas.

Vio a la joven romper aquel contacto visual que mantenían, y una gran bocanada de aire salió de sus pulmones. Había contenido la respiración todo ese rato. ¿Quién era esa chica? ¿Por qué lo hacía sentirse así?

Una imagen cruzó por su mente, se podía distinguir claramente a una joven sentada al borde de una especie de caja de madera sin tapa, en algún lugar que él no conocía, mientras el viento movía suavemente sus cabellos, observándolo. Esa chica era… era… idéntica a su compañera, e incluso llevaba puesto el mismo uniforme – Entonces… ¿La conozco? Pero… ¿De dónde?

Otra situación inundó su mente, en esta aparecía aquella joven de ojos chocolates que tanto le había llamado la atención diciéndole con una cara de bastante molestia – Mi nombre es Kagome, ¿Entiendes? ¡Ka-go-me! – Se veía tan real… pero el jamás había hablado con ella. Es más, esta era la primera vez que la veía, pero su corazón parecía conocerla de toda la vida ¿Se llamaría así?

- Bien, señor Taisho tome asiento detrás de Higurashi – Espetó el profesor señalándole el lugar.

Sin embargo el joven, no se guió por la indicación de este, sino porque cuando mencionó el lugar que debería tomar, la peli-negra, todavía con su mirada fija en sus manos, pegó un pequeño salto en su asiento y levantó la mirada con sorpresa, profundizando su sonrojo.

El oji-dorado emprendió su camino hacia su banco sin dejar de mirar a la colorada peli-negra, quien había vuelto a bajar su mirada. Una vez sentado se dedicó a observar cada movimiento de la joven, tratando de descubrir de donde podía conocerla.

- Bien, abran sus cuadernos de actividades en la p… – Comenzó a recitar el profesor, pero fue interrumpido por una joven muy entusiasmada.

- ¡Profesor! ¡Profesor! -

- ¿Qué sucede? -

- Profesor, hoy…- Dijo mirando malévolamente a la peli-negra – Es el cumpleaños de Higurashi, y queríamos cantarle el feliz cumpleaños entre todos, ¿Podemos? -

- ¡¿Eh?! – Saltó la joven de su asiento – Pro-profesor, yo no…-

- Esta bien Higurashi, pasa al frente para que te feliciten -

- ¿A-al frente? – Murmuró la peli-negra deseando que se la tragara la tierra – Yo no…-

- Vamos, apurate – Le susurró por lo bajo Eri.

Todos la observaban en parte felicitándola con la mirada, y en parte agradeciéndole de que el profesor haya interrumpido la clase.

Cuando la joven llegó al frente, el salón entero comenzó su canto alegremente. Sin embargo una mirada dorada llamó su atención.

¡Que los cumplas feliz!
¡Que los cumplas feliz!


El joven la miraba con atención, mientras cantaba, la observaba por primera vez de cuerpo entero – Es muy hermosa – Sus largas y torneadas piernas se escondían en el comienzo de su falda, cual terminaba en su cintura delicadamente fina y deseable. Sus pechos iban acorde a su cuerpo, ni muy grandes ni muy chicos, el tamaño justo.

Cuando caminaba hacia el frente del salón, observo su trasero, deliciosamente enmarcado por su uniforme y con una bella forma redondeada. La piel que dejaba ver su vestimenta era blanca como la nieve, contrastando muy bien con su cabello azabache, largo y sedoso – Es realmente muy hermosa –

¡Que los cumplas Kagome!
¡Que los cumplas feliz!


Cuando se mencionó su nombre el oji-dorado dejó de cantar, abriendo sus ojos con sorpresa – Se… se llamaba Kagome – No podía creer que hubiese acertado su nombre. Eso quería decir que esas imágenes tenían que ser ciertas, de algún modo.

- Felicitaciones entonces, señorita Higurashi. Ahora regrese a tu asiento – Le dijo suavemente el profesor.

- S-sí…-

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Las primeras dos horas transcurrieron de forma tranquila y silenciosa, mientras los alumnos hacían sus ejercicios. Cuando el timbre sonó, y se oyeron varios suspiros entre los jóvenes presentes, quienes poco a poco se reunieron en grupos y comenzaron a salir para disfrutar del descanso.

El oji-dorado tenía la intención de hablar con aquella joven para aclarar sus pensamientos, no podía ser que una niña que recién veía lo tuviera pensando en ella todo el día, él era Inuyasha Taisho, uno de los más codiciados y difíciles muchachos de todas las escuelas a las que asistió, jamás una chica había provocado ni una de todas las sensaciones que ella le había hecho sentir.

Cuando se levantó para tocar el hombro de la joven, un grupo de muchachos se le acercó impidiéndole llevar a cabo su cometido.

- ¿Inuyasha cierto? – Preguntó uno de los chicos.

- Sí – Respondió cortante, la peli-negra se alejaba con otras tres chicas.

- Bueno, nosotros somos Ren, Otaru y Satsuke – Mientras se señalaba a sí mismo, y a otros dos muchachos a su lado - ¿Vamos al patio? -

- Emm bueno yo… quería…- Trataba de safarse.

- ¿Querías hablar con Kagome cierto? – Dijo Otaru, un joven rubio y de ojos casi grises.

- ¿Y-yo? ¡N-no claro que no! – Dijo restándole importancia.

- No te preocupes – Dijo Satsuke, castaño y de ojos café, tranquilizándolo – Kagome es muy bonita y dulce, a muchos les gusta ella… Si no tuviera novia la hubiese invitado a salir – Explicó pensativamente.

- Callate Satsuke – Le golpeaba Ren, castaño y de ojos turquesas – Lo dice solo por molestar, si su novia lo escucha lo mata –

- Si por eso, que esto quede entre nosotros – Decía el aludido entre susurros.

Al oji-dorado le cayeron muy bien esos muchachos, eran el tipo de amigos que le gustaban divertidos y despreocupados. Pero en esos momentos le hubiese gustado más poder hablar con esa tal Kagome para despejar dudas.

- En fin, ¿Vamos al patio? – Repitió Ren.

- Claro, vamos – No tenía opción, sino pensarían que le gustaba esa chica y no podía permitírselo, las mujeres lo seguían, no él a ellas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- Kagome, Kagome – Le llamaban sus amigas - ¡Kagome! -

- ¿Q-qué pasó? – Respondió al fin la peli-negra sobresaltada.

- ¡Que estás en las nubes! – Respondió Yuka observándola preocupadamente - ¿Te ocurre algo? Desde que empezaron las clases estas totalmente distraída -

- Yo… bueno no…-

- ¡Ya se! – Dijo golpeando con su puño, la palma de su mano – Te gustó el chico nuevo y andas pensando en él, ¿Cierto? -

- ¿Qué que? – Gritó la peli-negra - ¿Qué están diciendo? ¡Claro que no me gustó ese chico! – Dijo tratando de defenderse.

- Bueno yo creo que era bastante lindo, ¿No crees Kagome? – Dijo pensativamente Ayumi con la cabeza entre sus manos.

- Bu-bueno, no era feo… pero – No sabía como escapar de ellas, si llegaban a darse cuenta que le había gustado, no la dejarían tranquila.

- Pero ¿Qué? -

- Bueno, tenía todo el aspecto de ser un vanidoso y un engreído – Dijo levantando su dedo mientras explicaba - ¡Eureka! Así no pensarán que me gusta -

El timbre de finalización del descanso sonó, y de a poco los alumnos fueron entrando al salón y sentándose en sus respectivos asientos.

- Uff, me salvé de casualidad – Pensaba alegremente la peli-negra ya sentada en su banco.

Un pequeño papel cayó en su mesa mientras abría uno de sus cuadernos - ¿Qué es esto? – Pensó abriéndolo.

“Te espero en la entrada del instituto ni bien empiece el segundo descanso, Inuyasha.”

Si se podía estar más colorada, la joven no lo sabía. Lo miró disimuladamente y cuando lo vió, él le dedicó una sonrisa torcida, totalmente seductora. La peli-negra no pudo pensar en nada más durante el resto de la hora, solo podía sentir el latir de su corazón contando lo que faltaba para que el timbre tocara.

Finalmente el descanso llegó y la muchacha sin mirar a ningún lado, salió como un rayo fuera del aula. En parte por los nervios y en parte para que sus amigas no pudieran seguirla. Cuando llegó sorprendentemente el oji-dorado ya estaba allí - ¿Cómo lo hizo?

- Ho-hola – Dijo tímidamente - ¿P-por qué me citaste aquí? -

- Hola – Respondió suavemente el muchacho – Primero deberíamos presentarnos, ¿No te parece? –

- Cla-claro, soy Kagome Higurashi, mucho gusto – Dijo extendiendo su mano.

- Mi nombre es Inuyasha Taisho, y el placer es todo mío – Finalizó tomando rápidamente el rostro de la joven y besando su mejilla. Él sabía que ninguna chica se resistía a sus encantos, esta no sería la excepción.

- ¿Q-qué demonios haces? – Dijo la peli-negra soltándose.

- Solo te saludaba – Respondió con una expresión de niño inocente - ¿Sabes? Tu piel es muy suave -

- Si eso era todo, me voy – Estaba que estallaba de la furia ¿Quién se creía ese niño? Ella no era ninguna cualquiera que cayera ante esas palabritas.

- ¡Espera Kagome! – Gritó tomándole la mano – No era por esto que te cité aquí -

- ¿Entonces? - El contacto de su mano la estaba quemando.

- ¿Nos conocemos? – Preguntó mirándola fijamente.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Bueno hasta acá llega este capi :sisi:

Que lindo que entre un estudiante así a la escuela :amor: , ojalá y me pasara a mi algo así :uuh:

Ya que estoy acá paso a agradecer los comen: :yeah:

Lindakagome: Espero que aún tengas tus uñas linda XDDD Siii, no sabés cuanto me dolió tener que matar a Inu :superlloro: Pero no había otra que hacerlo :miniojis: Gracias por el comen bonita, y nos vemos luego ;) :quetecomo:

Nonis: A vos se te hacen cortos y a mi me parecen muy largos XDDD ¡Será de dios! :meparto: ¿Acertaste en tu presentimiento? Quiero saber :P Preciosa, espero te guste la conti... Y ahora yo pasaré a presionarte para que me traigas TÚ conti :trabaja: :trabaja: Te quiero preciosa :quetecomo:

Mikulita: ¡Hola nena! Gracias por tu comen también... Si lo se, sufrimos todas con la muerte de esa cosita presiosa, pero en fin algo bueno resultó después de todo, o eso creo XDDD ¡Muchos besos! :quetecomo:

Este tema ha sido editado por Miko-Mica: 04 November 2010 - 07:36 PM

inuyashaennavidad.jpg 2iw2aae.gif
Mis historias: Destino [+18] (Actualizado 01/12/2013) / Siempre Estaré A Tú Lado [+18] / Dentro De Mí [+18]


#11 lindakagome08

lindakagome08
  • Usuario
  • 1522 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En la puerta de oro de Colombia.

Escrito 25 October 2010 - 05:22 AM

Hoooolaaaa mica xDDDD dejaste el capi en lo mejor xDDDD... Y si todavía tengo uñas jejejeje...

esta vez te perdono por que me lo apareciste otravez eh... Ademas de que esta todo hecho un galán y perroImagen enviadaImagen enviadaImagen enviada no puede negar su naturaleza canina jajajajajaja...
espero pronto la conti por que estoy ansiosa por saber que va a pasar con ellos dos ahora, cuídate, nos vemos byeeee...

2qu6ets.gif2rcq5c7.jpg

¨ Déjame darte la descripción de mi trabajo. Yo cazador oscuro, Tu daimon, yo golpeo, tu sangras, yo mato, tu mueres...¨


#12 NoOnis

NoOnis
  • Usuario
  • 791 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En el Inframundo

Escrito 26 October 2010 - 05:31 PM

Me ha encantadooooooooooo !!!! valio la pena la espera y presionarte :trabaja:
Claro que acerté preciosaaa soy un az para estas cosas jooojojojojojo :yonohesido: !!
Ya, ya no te preocupes que en eso estoy, trabajando para ti :trabaja:
Quiero contiiiiiiii pronto pronto como eres mala dejandolo así >.<
Mica --> :popilla: :trabaja: <---NoOnis

jajajaja nos vemos en la proxima linda
Adiosin :bye:

Imagen enviadaImagen enviada
Índice de maldad --->Imagen enviada
月 を 見る 思い 出せ ...digo al viento...para que algun dia...lo lleve hasta ti...


#13 kimiki

kimiki
  • Usuario
  • 83 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:en el mundo de los sueños...

Escrito 29 October 2010 - 09:46 PM

me perdi dos capitulos!! que mal!
pero me encato!! un Inuyasha en el futuro!
espero la continuacion!
adios!!! :bye:
Imagen enviada

#14 Miko-Mica

Miko-Mica
  • Usuario
  • 366 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Argentina

Escrito 06 November 2010 - 12:47 AM

¡Hola chicas y chicos! ¿Cómo andan? :^^:

Me pasó para dejarles otro capi, que espero lo disfruten :superidea:

Capítulo 4: ¿Vecina?

- ¿Nos conocemos? – Preguntó mirándola fijamente.

- ¿Disculpa? ¿Acaso sufres de memoria de corto plazo? – Respondió desafiante, aún seguía molesta por el atrevimiento del muchacho -

- No seas tonta – Dijo riendo – Yo me refería…-

- ¿Tonta? Mira no vine para que me insultaras, me voy – Soltó el agarre del oji-dorado y dijo de manera irónica – Un gusto haberte conocido Inuyasha, si necesitas ayuda en algo no dudes en decirme, adiós – Finalizó cortante.

Mientras la joven se alejaba a pasos apresurados, el muchacho la observaba sorprendido – ¿Cómo se le ocurre rechazarme así? – Pero que estaba diciendo, el era Inuyasha Taisho, y nadie se le negaba – Ya verás Kagome, terminarás rogándome para que esté contigo

- Pero quién se cree ese estúpido – Murmuraba furiosa la peli-negra subiendo las escaleras de su templo – Yo no soy como esas con las que debe tratarse – Y se lo dejaría bien en claro.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- Buenos días – Dijo alegremente la peli-negra entrando a su salón.

- Buenos días Kagome – Dijeron al unísono sus amigas.

- Buenos días preciosa – Dijo un muchacho interponiéndose en el camino de la joven, y provocando que chocara contra su fornido pecho - ¿Cómo estás? – Preguntó besando su mejilla.

- Pero que…- Murmuró - ¿Qué crees que haces? -

- ¿Yo? Te saludo, ¿Por qué? – Respondió con una sonrisa seductora.

- ¿Por qué? ¿Por qué? – Decía furiosa – ¿Sabes? Tienes razón, soy una mal educada, dejame saludarte como se debe – Finalizó tranquila y con una sonrisa en el rostro.

- ¿Ves que no era para tanto? -

- Claro – Tomó impulso y le dio vuelta la cara de una cachetada – Buenos días Taisho -

Un murmullo de sorpresa se escucho por todo el salón, mientras la peli-negra se sentaba en su asiento y se ponía a charlar despreocupadamente con sus amigas. Mientras que el oji-dorado, reventaba de furia, pensando en como vengarse.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- Maldita mocosa, ¿Quién se cree que es? – Murmuraba para si mismo apretando sus puños, un oji-dorado en la cafetería de la escuela.

- Inuyasha, ¿Vas a comprar algo o no? – Preguntaban sus compañeros, puesto que el joven los había casi arrastrado hasta el comedor, con el fin de perseguir a la peli-negra.

- Em, s-sí – Dijo, mientras compraba unos caramelos y los repartía entre sus amigos.

Por más que la seguía y seguía, no encontraba nada en ella que le sirviera para vengarse por el cachetón, de esa mañana. Era sana, alegre, amable, estudiosa, hermosa… muy hermosa ¿Había acaso alguna manera de molestarla?

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

La jornada escolar había terminado y cada alumno se dirigía con felicidad hacia su casa. Un oji-dorado llamaba la atención, mientras seguía “sigilosamente” a una joven peli-negra, perdida en sus pensamientos.

- ¿Dónde vivirás pequeña tramposa? – Se preguntaba mentalmente el oji-dorado.

- Ese Taisho molesto, que ganas de… - Sus pensamientos fueron interrumpidos por su madre, quien se encontraba en la entrada del templo.

- ¡Kagome! Hija ¿Recuerdas lo que te pedí en la mañana? -

- Sí mamá, después del almuerzo iré a darle la bienvenida a los nuevos vecinos, ¿Averiguaste quiénes son? – Preguntaba con tranquilidad, mientras que el oji-dorado, escondido tras un grueso árbol, reía triunfal.

Esto se va a poner interesante mocosa -

- No hija, nadie sabe a ciencia cierta quienes son, así que tendrás que ir a ciegas -

- Esta bien, no hay problema – Suspiraba con resignación – Entremos a comer ¿Si? -

El joven tras del árbol esperó hasta que la peli-negra entrara en su casa para salir y adentrarse en la casa de enfrente del templo, su casa.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

- ¡Kagome! ¡El budín está listo! – Gritó una vos maternal desde el pie de las escaleras.

- De acuerdo mamá, en un momento voy – Respondió la peli-negra, terminando con su tarea – ¡Terminé! Vecinos, allá voy -

Salió de su habitación, cuando terminó de cambiarse su uniforme por unos jeans ajustados, y una remera musculosa roja. Bajó las escaleras rápidamente, tomó el budín, y salió del templo a paso firme.

Llegó hasta la casa de enfrente y tocó el timbre. Mientras esperaba pudo observar que era muy bonita, sobre todo hogareña. Era grande y pintada de amarillo pastel, todas las puertas, ventanas y marcos pintados de blanco, y mucha vegetación. El crujido de la gran puerta al abrirse rompió su ensoñación.

– Buenas tardes preciosa – Saludó una voz que conocía perfectamente. Un atractivo joven de cabello azabache y ojos dorados se encontraba frente a ella, con una malla verde pegada a su cuerpo por el agua que recorría su escultural cuerpo - ¡Qu-que hermoso! – Pensó la joven con una gran cara de sorpresa, se notaba que se había dado un chapuzón el la piscina.

- ¿Vecina? – La llamó el muchacho – ¿Te dejé sin habla verdad? – Preguntó vanidosamente.

- ¿Qu-qué estupideces dices? – Replicó la muchacha, no podía negarlo ese engreído se encontraba endiabladamente hermoso, esa gotas cayendo por su rostro y su pecho…- Mi madre les manda esto – Dijo con frialdad entregándole el budín.

- Se ve bien…- Murmuró olfateando como un perro el plato.

- Bueno no tengo nada más que hacer aquí – Dijo la joven dándose la vuelta para irse. Pero no llegó muy lejos cuando un fuerte y húmedo brazo la tomó por el hombro.

- ¡Espera un momento bonita! Si viniste a darnos la bienvenida, tengo que presentarte a todos los miembros de mi familia, ¿No? -

- Bueno yo…-

- ¡Mamá! – Gritó el oji-dorado.

- ¿Qué sucede hijo? – Respondió suavemente una mujer castaña de cabello largo, y unos ojos muy bondadosos apareciendo con tranquilidad por la puerta - ¿Quién es esta jovencita tan bonita? -

- Mamá te presento a Kagome Higurashi, nuestra vecina y mi novia - Dijo, frente a la mirada de sorpresa de su madre.

- ¡¿EH?! – Dijo sonrojándose furiosamente la peli-negra – Y-yo…-

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

La estruendosa risa del oji-dorado, no dejaba de oírse aún después de haber pasado más de 10 minutos desde su comienzo.

- ¿Puedes parar de una vez? – Cuestionaba en voz baja la peli-negra sentada a su lado en el living de la casa de su vecino.

- Es-es que… - Balbuceaba mirándola - ¡Debiste ver tu cara de vergüenza! – Gritó volviendo a reír descostilladamente.

- No era sorpresa – Dijo la joven con tranquilidad – Era horror -

El muchacho dejó de reír al instante para observarla con cara de preocupación y miedo - ¿Ho-horror? – Pensó con un deje de tristeza, que no pudo explicar.

Esta vez la risa escandalosa de la muchacha fue la que se dejó oír por cada rincón de la casa – Si puse esa cara, tenías razón en reírte –

- Mocosa – Susurró de mal humor.

- Cuéntame Kagome ¿Con quiénes vives? – Preguntó la madre del oji-dorado, mientras cargaba con ella una bandeja con tres tasas de té, una tetera, un par de platos, y cubiertos. Dejó las cosas en la mesa ratona del living, dándole el cuchillo al joven - ¿Puedes cortar el budín hijo? -

- Deje que lo haga yo, por favor – Pidió con cortesía la peli-negra acercándose a la mesa y empezando cuidadosamente con su labor – Vivo con mi madre, mi abuelo, y mi hermano menor –

- Oh, y… ¿Cuántos años tienes dulzura? -

- Acabo de cumplir los 15 – Respondió terminando de cortar el budín.

- ¡Ya eres toda una mujercita y muy educada! – Dijo con ternura la mujer, mirando con severidad a su hijo, quién no le sacaba la mirada de encima a la muchacha – Disculpa las bromas de Inuyasha, lo heredó de su padre -

- No hay problema, se cómo controlarlo - Mencionó riendo suavemente.

Las horas fueron pasando con rapidez, mientras el oji-dorado, su madre y la peli negra charlaban con alegría y despreocupación.

- ¡Ay no! ¡Ya es muy tarde! – Dijo la muchacha mirando el reloj de la pared, 8:30 – Debo irme -

- ¡Qué pena Kagome! – Respondió Izayoi - ¿No quisieras quedarte a comer? Inu, mi marido, no llegó de trabajar todavía, te lo presentaré en la cena si aceptas -

- Me encantaría, pero prometí cenar con mi madre hoy -

- Entonces, otro día será – Dijo esperanzada la madre del oji-dorado – Inuyasha, acompáñala a la salida, nos vemos luego dulzura – Saludó dándole un afectuoso beso en la mejilla.

- Claro señora Taisho -

- ¡Ay no me digas señora Taisho! Dime Izayoi -

- Claro, hasta pronto Izayoi -

La mujer comenzó a llevarse los trastos sucios a la cocina, mientras que la peli-negra era escoltada por el oji-dorado hacia la salida. Al llegar le abrió la puerta y sin salir del marco, se acercó para saludarla.

- Nos vemos mañana preciosa -

- No me digas preciosa, Taisho -

- Entonces no me digas Taisho, dime Inuyasha -

- Bien, y tú dime Kagome ¿Si? -

- Claro Kagome, preciosa -

La muchacha giró sus ojos simulando molestia, y se acercó para besar su mejilla, pero el oji-dorado fue más rápido, giró su rostro justo a tiempo robarle un fugaz beso en los labios.

- Buenas noches – Dijo con una seductora sonrisa, cerrando la puerta de prisa, y dejando a la muchacha con los ojos como platos.

- ¿Qu-qué fue e-eso? – Balbuceó tocando con suavidad sus labios.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Hasta acá llega, espero les haya gustado :D

Los quiero mucho :quetecomo:

Lindakagome: ¡Que bueno que todavía tenés uñas! XDDD Gracias por el apoyo, y espero que te haya gustado la conti :^^: Un beso grande linda :quetecomo:

Nonita: ¡¡Que bueno que te gustó y que acertaste!! ;) ¿Yo mala? Naaaa :yonohesido: Te quiero bonita, y espero tu conti ahora :trabaja: Besotototototes :quetecomo:

Kimiki: No te preocupes que al fin y al cabo ya estás al día ;) ¡Que bueno que te gustó! :miniojis: Un Inu del futuro, uno de mis más hermosos sueños XDDD Un besote bonita :quetecomo:

inuyashaennavidad.jpg 2iw2aae.gif
Mis historias: Destino [+18] (Actualizado 01/12/2013) / Siempre Estaré A Tú Lado [+18] / Dentro De Mí [+18]


#15 NoOnis

NoOnis
  • Usuario
  • 791 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En el Inframundo

Escrito 06 November 2010 - 01:09 AM

Ya lei !!! Eso de la vecina se sonó conocido :uooo: jajaja broma broma linda =D !!

Me gusto mucho !! Ese Inuyasha llego del mas alla para ser mas seductor >o< !
Quiero contiiiiiiiiiiii :trabaja:
En cuento a la mia esta en proceso jajajajaja xD

Imagen enviadaImagen enviada
Índice de maldad --->Imagen enviada
月 を 見る 思い 出せ ...digo al viento...para que algun dia...lo lleve hasta ti...


#16 lindakagome08

lindakagome08
  • Usuario
  • 1522 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:En la puerta de oro de Colombia.

Escrito 06 November 2010 - 04:12 AM

Hoooolaaaa mica que bueno que hayas dejado contiImagen enviadaImagen enviadaImagen enviada xDDD me encanto estuvo genial el capi inuyasha es tan bromista aunque de seguro si el dice enfrente de su madre que soy la novia yo le sigo la corriente jajajajajajaja xDDD...
espero conti prontito y no agradezcas lo hago con mucho gustoImagen enviada nos vemos byeeee...


2qu6ets.gif2rcq5c7.jpg

¨ Déjame darte la descripción de mi trabajo. Yo cazador oscuro, Tu daimon, yo golpeo, tu sangras, yo mato, tu mueres...¨


#17 Mikulita

Mikulita
  • Usuario
  • 19 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Sengoku Jidai

Escrito 07 November 2010 - 01:12 AM

quue buueno contiiiiiii!!!!!1

le rooboo un bessiitoo quee tiiernooo... :verwensita: :verwensita:

ademmas suuper broomiistaa, jajajajjjaa me encaantaa ssu persoonaliidadd... :voyfeliz:

esperro ansiiosa el proxiimo capiituulo (: saaaluuudiiinneees SAAAYOOOO!!!! :besitu:

#18 kimiki

kimiki
  • Usuario
  • 83 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:en el mundo de los sueños...

Escrito 08 November 2010 - 01:46 AM

¿vecinos? la pobre Kagome tendra que aguantar a Inuyasha hasta en su casa jaja xD
y veo que a Inuyasha lo que mas le gusta es molestar jaja
espero la continuacion!
adios!! :bye:
Imagen enviada

#19 setsuna

setsuna
  • Usuario
  • 1616 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:chile

Escrito 09 November 2010 - 12:30 AM

pobre kagome tenga las cosas complicadas pero quisas no son tan complicadas o si?^^puede que la pase
bien un rato no cren? jaja seria buenisimo me alegra que siguieras tu fics mucha suerte¡¡

Imagen enviada


#20 Yuzuru

Yuzuru
  • Usuario
  • 30 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Buenos Aires Cap. Fed.

Escrito 17 November 2010 - 07:39 PM

estan muy buenos los capitulos esperoq escribas ya q me encantaron



Responder



  


0 usuarios están leyendo este tema

0 usuarios, 0 invitados, 0 usuarios anónimos