Ir a contenido


Foto
* * * * * 1 Votos

La Batalla Contra Un Ser Sanguinario


  • Please log in to reply
102 respuestas en este tema

#1 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 16 January 2006 - 02:30 AM

Bueno, aqui les traigo la continuación de Una Bella Amistad. Espero que les guste y bueno esta vez no se ni cuantos capitulos van a ser ya que apenas la estoy escribiendo pero por lo que llevo se que va a contener mas violencia que las otras dos (El entrenamiento de Milo y Una bella Amistad). Espero que pongan sus comentarios ^^.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CAPITULO 1: TRISTES RECUERDOS


- ¡MIIILOOOO! - gritó Nira mientras caía por un profundo abismo
- ¡NIIIRAAAA! - gritó Milo desde lo alto de un risco mientras veía como ella caía en la oscuridad…

Milo se levantó de golpe, sudando y asustado. Ya habían pasado poco más de cuatro años desde aquel incidente y dos desde la batalla contra Hades. Aun estaba oscuro puesto que apenas eran las 3:15 de la madrugada.
- Solo fue una pesadilla… un mal recuerdo - dijo Milo con tristeza mientras se pasaba una mano por la frente y se sorprendió al notar que estaba sudando - maldición - dijo y cuando se iba a levantar de la cama para ir al baño y lavarse la cara, escuchó que alguien se acercaba.
- Milo… ¿Qué haces levantado? - preguntó una chica de cabello rojizo, Milo solo la miró estupefacto
- Ni… ra - murmuro sin salir de su asombro
- Recuerda que estas muy débil y debes descansar - Nira se acercó a la cama y se sentó al lado de Milo - vamos, recuéstate otra vez - hizo una pausa - me alegra mucho que ya hayas despertado, tenias ya dos semanas inconsciente - sonrió - será mejor que vaya a avisarle a Andro, el estará igual de contento que yo por esto - Nira se levantó y se fue corriendo de ahí. Milo solo se quedó desconcertado.
- Esto no puede estar pasando - se dijo y se levantó para seguirla

El templo del Escorpión celeste estaba oscuro pero aun así él podía ver la silueta de Nira salir corriendo por la entrada.
- Espera - dijo cuando estaba al borde de las escaleras, pero Nira solo se limitó a voltear y sonreírle sin parar de bajar las escaleras, por lo que Milo no tuvo más opción que seguirla.
Cada vez que pasaba por un templo lo hacía lo mas silencioso posible para no despertar a nadie aunque él sabia que la gran mayoría de sus compañeros tenían el sueño pesado y con los únicos que debía preocuparse un poco más era con Shaka y Mu. Durante varios minutos la siguió por todo el tramo de las doce casas hasta que Nira por fin se detuvo a unas cuantas escaleras más abajo del templo de Aries.
- ¿Nira? - dijo Milo, pero como no obtuvo respuesta alguna se fue acercando lentamente a ella, un poco inseguro, y cuando su mano iba a tocar su hombro ella se volteó - ¡Maldición! - dio varios pasos atrás hasta topar con uno de los bordes que circundaban las escaleras, sorprendido por la imagen que estaba viendo. Lo que tenía en frente no era la Nira que el había conocido hace varios años, sino que era otra totalmente diferente; su cabello era igual solo que enmarañado y algunas partes de la cabeza estaban calvas, no tenia ojos y en lugar de ellos había algunos gusanos, tenia varias heridas grandes e infectadas por todo el cuerpo, su ropa estaba desgastada y rota y su piel no era blanca sino que tenia un tono azulado; en pocas palabras parecía un zombie. Sin parpadear y sin dejarla de ver, Milo se fue sentando poco a poco sin despegarse de la pared, había caído en estado de shock y un recuerdo comenzó a aflorar en su mente

Flashback

Ya habían pasado dos semanas desde que Milo por fin obtuvo su armadura y durante ese tiempo él se la pasó inconsciente. Cuando despertó, lo primero que vio fue unos grandes, profundos y alegres ojos negros con un toque de tristeza acompañados por una bella y enorme sonrisa
- Por fin despertaste
- Hola Nira - dijo Milo e intentó sentarse - ¡Ouch! - un dolor agudo recorrió todo su cuerpo
- Todavía sigues adolorido por los piquetes de escorpión que recibiste - dijo Nira - deja voy por algo - Nira se levantó y Milo solo vio como se alejaba. Cuando tanteo que ella ya no lo podía ver y a pesar del dolor que sentía pudo sentarse en el borde de la cama
- Milo… ¿Qué haces levantado? - preguntó Nira cuando llegó, en una mano traía una especie de ungüento - Recuerda que estas muy débil y debes descansar - Nira se acercó a la cama y se sentó al lado de Milo - vamos, recuéstate otra vez - hizo una pausa - me alegra mucho que ya hayas despertado, tenias ya dos semanas inconsciente - sonrió - ya le avisé a Andro y créeme, no tarda en llegar
- ¿Dos semanas? ¿Tanto tiempo?
- Sí, así es

Fin del Flashback


- ¿Milo?... ¡Milo!... ¿Qué tienes?... ¡MILO! - Milo se sobresaltó
- ¿Mu?
- Milo ¿Qué tienes? - preguntó Mu preocupado - ¿Qué haces aquí?
- Nada - respondió Milo agüitado mientras se levantaba, Mu solo lo miraba mas desconcertado que antes
- ¿Nada?
- Solo salí a caminar, no podía dormir - dijo Milo con un poco mas de animo pero Mu lo seguía viendo con preocupación - y cuando pasé por tu templo decidí que sería buena idea sentarme por un momento - continuó cuando vio que su respuesta no convencía del todo a su compañero y aun seguía sin hacerlo - Estoy bien, en serio
- No se Milo, pero me cuesta trabajo creerte - dijo Mu
- Tranquilo - el silencio reino por un breve instante - será mejor que me vaya, ya me llegó el sueño - dijo al fin Milo como si nada hubiera pasado en realidad, dio media vuelta y comenzó a subir las escaleras. Mu solo lo observó y, cuando Milo cruzó por su casa, entró.

Mientras Milo subía las escaleras dos cosas rondaban por su cabeza: la espantosa imagen que había visto y la esperanza de que los demás caballeros siguieran dormidos aunque la que más presencia tenía era la primera. Desde que Nira murió en el Monte Atos, esa era la primera vez que le pasaba algo así, aunque no era la primera vez que se la imaginaba, especialmente durante el primer año ya que después se vino todo el asunto de la batalla contra los caballeros de bronce, Poseidón y Hades, la muerte de Camus, Saga, Shura, Mascara Mortal y Afrodita seguida de su supuesta “traición” y la supuesta “muerte” de Athena y su misma muerte y eso de alguna forma hizo que pensara en algo más, al menos en los últimos tres años. Un año después de la batalla contra Hades, Athena había podido revivir a todos los caballeros dorados, incluido a Aioros, y desde ese entonces ya no había pasado nada que pusiera en peligro la vida humana en la tierra, pero aun así, los caballeros dorados permanecían en el Santuario.

Cuando llegó a su templo se quedó en la entrada, viendo el oscuro pasillo que se extendía frente a él y después de unos minutos y un gran suspiro, entró; yéndose directamente a la cama aunque no se durmió enseguida, sino que siguió pensando en lo que había visto y si podía tener algún significado pero esa idea la desechó inmediatamente. Ya un poco más cansado, sus parpados comenzaron a cerrarse lentamente, se puso en una posición más cómoda y se quedó dormido.

En un lugar no muy lejos del Santuario, cinco personas misteriosas se encontraban planeando algo.


#2 Piang_Cheng

Piang_Cheng

    El gatito del foro

  • Usuario
  • 2902 Mensajes:
  • Género:Hombre
  • Ubicación:En algún lugar de Chile de cuyo nombre no quiero acordarme...

Escrito 16 January 2006 - 02:57 AM

Pobrecito de Milo :(

:jops: ...

:jops: :jops: ...

Que buena idea esa de adelantar todos los hechos y hacer el fic después de todas las sagas :fan: , hasta Aioros esta vivito y coleando :alegria:

:fris:


Imagen enviadaImagen enviadaImagen enviada

Registrate en Gladiatus! y descarga tensiones en EL BRUTO

Muchísimas gracias a mi Cuchita por la linda firma y avatares ^^


#3 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 16 January 2006 - 03:24 AM

aahh!! nuevo ccapiii :moniojis:
q weno, q weno
y tomate tooodo el tiempo q kieras en escribirla, leni, q nosotros esperamos ^^
lo unico malo.. es q no he visto hades.... pero no importa, ya entendere mas de la historia mientras vayas avanzando en ella :)
bueno, saludos!! :bye:

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#4 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 20 January 2006 - 04:31 AM

CAPITULO 2: MALAS NOTICIAS


- Oh, no

Milo vio con decepción el reloj que se encontraba frente a él, el cual indicaba que pasaban 5 minutos de las 10:00am, habiendo quedado de almorzar con Camus a las 9:30 en el templo de la Urna Sagrada. Sin perder tiempo, se levantó rápidamente y de igual forma tomó un baño, se cambió y salió de su templo. Camus no era precisamente alguien muy paciente y tolerante con los retrasos, se podría decir que era uno de los más puntuales junto con Shaka y Mu, y eso Milo lo sabía mejor que nadie.

Cuando llegó a la onceava casa se dirigió inmediatamente a la pequeña estancia que se encontraba al fondo de dicho lugar y ahí vio a un Camus no muy contento.
- ¿Ahora que pasó, Milo? - preguntó Camus molesto
- Lo siento Camus, pero me quedé dormido - respondió Milo un poco apenado
- ¿Por qué eso no me sorprende? - murmuro Camus tan bajito que Milo no lo escuchó
- ¿Ya almorzaste? - preguntó Milo mientras hurgaba en el refrigerador
- ¿Tu que crees? - respondió Camus con sarcasmo
- Eeeh… - Milo siguió hurgando en el refrigerador por un ratito más y cuando se volteó tenía en sus manos la mayonesa, la leche, una manzana, lechuga, un tomate y un aguacate y agarrado con los dientes una bolsa con jamón adentro; se dirigió a una mesa que se encontraba frente a él y dejó todo ahí - Ya… si eres bien impaciente, ¿Cuánto me esperaste?
- 15 minutos
- ¡Wow! Has roto tu propio record - Milo tomó dos panes de una bolsa que se encontraba sobre la mesa y empezó a prepararse un sándwich
- Mmm - gruñó entre dientes Camus
- ¿Puedo almorzar aquí, verdad? - preguntó Milo inseguro, señalando el sándwich ya terminado de preparar
- Si, claro - Camus seguía viendo a Milo un poco molesto - ¿No me vas a decir que hiciste anoche que no pudiste levantarte hoy?
- Mmh? - Milo casi se atragantó con el bocado que tenía en la boca, comenzó a darse golpecitos en el pecho y le dio un trago a la leche, la pregunta lo había tomado por sorpresa - no podía dormir - respondió cuando la comida pasó por su garganta
- Milo
- ¿Dime?
- No te creo
- Vas a hacer que me atragante otra vez - dijo Milo con tono burlón y con la boca llena
- Cálmate… ¿me vas a decir o no? - preguntó Camus y Milo pasó el bocado, adquiriendo una expresión sería, la cual preocupó un poco a su amigo, pero no contestó enseguida
- Tuve una pesadilla - dijo al fin e hizo una pausa y Camus, que se encontraba recargado en la pared, frente a Milo y con los brazos cruzados, los descruzó y se dirigió a una silla que estaba frente a él y se sentó - hace mucho que no tenia una - dijo Milo cuando Camus se sentó
- ¿Soñaste con ella, verdad? - preguntó Camus muy serio
- Si… con el día en que ella se fue - respondió Milo con melancolía

Milo se quedó pensativo viendo detenidamente el vaso con leche y Camus no dejaba de verlo con un poco de tristeza y asombro mezclados. Ninguno de los dos se atrevía a decir una palabra, Camus por su parte no quería hacerlo sentir mas triste de lo que ya estaba y Milo no sabia si contarle lo que pasó después del sueño o no, confiaba en él pero no quería recordarlo, había sido espantoso… y triste.
- Athena desea hablar con nosotros - se oyó la voz de Aioria fuera de ahí y tanto Milo y como Camus salieron de sus pensamientos
- Vamos - dijo Milo intentando sonar un poco más animado
- Vamos
Ambos se levantaron de sus respectivas sillas y antes de salir con los otros, Milo se comió el último pedazo de sándwich que le quedaba y de un solo viaje se tomó la leche restante.

Afuera del templo de Acuario se encontraban todos menos Afrodita ya que apenas iban a ir por él y después de saludarse emprendieron el camino a Piscis, le avisaron a Afrodita y después de subir otros tantos escalones llegaron con Athena y junto a ella se encontraba Shion, el patriarca.
- El motivo de mi llamado es para decirles que hemos recibido una mala noticia - dijo Athena con seriedad, los doce caballeros estaban arrodillados frente a ella, todos vestidos con sus ropas de entrenamiento - una amazona al servicio de Artemisa ha venido aquí gravemente herida a decirnos que las amazonas de Eclathión han sido atacadas y asesinadas por una persona misteriosa.
- La región de Eclathión no se encuentra muy lejos de aquí, señorita - dijo Aioros - podrían ir algunos o nada más uno a ver el lugar y analizarlo
- Me parece bien Aioros… tú y Shura irán a ese lugar una vez que hayan salido de aquí
- Si, Athena - respondieron Aioros y Shura al mismo tiempo
- ¿Dónde se encuentra esa amazona que menciona? Señorita Athena - preguntó Shaka
- Se encuentra en la fuente, esta siendo atendida por nuestras sacerdotisas - la fuente era el lugar al que los caballeros iban cuando tenían heridas muy graves y se encontraba a la derecha de las doce casas, a unos 10 metros de ahí.
- ¿Sospecha de alguien en especial?, señorita - preguntó Milo
- No, aun no… pero espero tener mas pistas sobre quien pudo hacer algo así una vez que la chica despierte y nos diga con mas detalle que fue lo que pasó y después de que ustedes vayan a ver Eclathión - Athena hizo una breve pausa - Milo, tu te encargaras de preguntarle a la amazona que fue lo que pasó ahí y si estos ataques continúan entonces… cada uno de ustedes irá a los lugares que estén en riesgo de sufrir un ataque
- Si, Athena - respondieron todos la mismo tiempo
- Eso era todo, pueden retirarse - dijo Shion y después de que los caballeros hicieron una reverencia frente a ellos, salieron de ahí
- Al fin un poco de acción después de tanto tiempo - dijo Mascara Mortal cuando ya estaban en la casa de Piscis
- La verdad es que si, ya me estaba empezando a aburrir de tanta tranquilidad - dijo Aldebarán
- Nosotros nos vamos a Eclathión - dijo Shura - ahí nos vemos después
- Que les vaya bien - dijeron todos al unísono
- Gracias - dijo Aioros

Shura y Aioros salieron de ahí para ir rumbo a Eclathión, mientras que los demás se quedaron en la doceava casa.


#5 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 07 February 2006 - 03:12 AM

CAPITULO 3: ECLATHIÓN


El pueblo amazónico de Eclathión se encontraba a unos 50km al norte del santuario, rodeado de varias montañas y en medio de un frondoso bosque. Llegar ahí no era nada fácil ya que había abruptas pendientes y la vegetación hacia mas lento el paso. Aioros y Shura ya llevaban una hora caminando y no veían ninguna señal del pueblo ni de sus amazonas, tenían la esperanza de que la chica hubiera exagerado un poco y que cuando menos quedaran unas pocas con vida, pero conforme se acercaban esa esperanza iba desapareciendo.
- Esto no me esta gustando nada, Shura, las amazonas se caracterizan por defender muy bien su territorio y no dejan que nadie se acerque
- Lo se, Aioros, lo mas seguro es que estén heridas o… - Shura y Aioros se miraron consternados ante esa idea
- No, - dijo Aioros como si intentara desechar esa idea - talvez la chica estaba asustada cuando llegó al santuario y creyó que todas estaban muertas y por eso dijo eso
- Pues esto es muy raro
- Lo sé, Shura, lo sé, pero no hay que perder las esperanzas

Los dos continuaron caminando por una hora más y por fin vieron una señal del lugar, aunque no como se lo esperaban, sino con el cadáver de una joven amazona que tenía una profunda herida en el abdomen; era rubia, el cabello era chino y le llegaba a los hombros o al menos eso parecía ya que lo tenía enmarañado y ensangrentado. Aioros y Shura se detuvieron al verla
- Esto no me gusta - dijo Aioros
- A mi tampoco… será mejor que sigamos
- Vamos

Los dos volvieron a caminar dejando el cuerpo atrás y después de media hora por fin llegaron a Eclathión pero lo que vieron ahí fue peor de lo que pensaron: todo el lugar se encontraba lleno de amazonas tiradas en el suelo, todas ellas con alguna herida hecha por una espada ya sea en el abdomen, en el pecho, en piernas y brazos o en el cuello, todas ellas muertas; Shura y Aioros se quedaron viendo la escena perplejos, sin moverse, con los ojos bien abiertos
- Creo que no estaba exagerando cuando dijo que todas estaban muertas - dijo Shura sin dejar de mirar
- Vaya que no… - dijo de igual manera Aioros, el silencio reino en el lugar, ni siquiera los pájaros se oían - sigamos viendo el lugar, Shura, ya no tarda en anochecer - dijo Aioros después de un momento
- Si, tienes razón

Ambos comenzaron a caminar por entre los cadáveres, dirigiéndose hacia la estancia principal que se encontraba frente a ellos. La fachada que ofrecía el lugar por fuera era elegante, hecho de cantera y tenía una tonalidad verdosa, la entrada tenia dos columnas a ambos lados y había unas escaleras enfrente y por ellas los dos caballeros subieron, entraron y la escena que ahí vieron fue peor que la que habían presenciado afuera: había menos amazonas pero tenían más heridas y más graves y había más sangre derramada. Se dirigieron lentamente hacia el trono real y tirado bajo él se encontraron con el cuerpo de una amazona ataviada con muchas joyas y con ropa diferente a la de las demás… sin cabeza
- Esta debió de ser la reina - dijo Aioros
- Pero ¿Dónde esta la cabeza? - preguntó Shura volteando a todos lados
- Vamos a buscarla
Shura y Aioros comenzaron a caminar por toda la estancia buscando la cabeza de la amazona, pero lo único que lograron encontrar fue la corona mas no lo que realmente buscaban
- Nunca había visto algo así - dijo Shura totalmente desconcertado
- Yo tampoco… ¿para que se la habrán llevado?
- No sé, tal vez la chica que está en el Santuario diga algo sobre esto
- Si, tienes razón - Aioros hizo una pausa - sea quien sea no es alguien a quien se deba subestimar
- ¿Tu crees que tenga intenciones de atacar el Santuario?
- No lo sé, pero no hay que confiarnos tampoco… tenemos que estar preparados por si acaso llega a atacarnos
- Cierto
- Vámonos, ya esta anocheciendo
- Esta bien

Aioros y Shura emprendieron el viaje de regreso. Todo lo que habían visto en ese lugar seguía vivo en su mente. Cuando Athena les había dicho que las amazonas de Eclathión habían sido atacadas y asesinadas no se lo imaginaron así, cuando menos pensaron que iba a ver varias vivas, tal vez muy mal heridas; y que las que estuvieran muertas no estarían tan brutalmente asesinadas, pero lo que nunca se les cruzó por la cabeza era la idea de ver a alguien sin cabeza y que esta no apareciera por ningún lado. En ese lugar había tenido lugar una batalla feroz y eso Aioros y Shura lo supieron en el instante en que habían visto a la primera amazona.

Mientras tanto, en otro lugar, el asesino se encontraba entregándole eso que ni Shura ni Aioros habían logrado encontrar a otra persona.


#6 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 27 February 2006 - 09:42 PM

leniiiiiiiiiiiii!!! donde estas!!!!!
tienes q continuar estoo!!

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#7 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 01 March 2006 - 02:51 AM

Lamento no haber puesto el capitulo antes pero es que nomas no me gusta poner mensajes juntos y como no ponian ningun comentario pues :nuze: :jops: . Espero me disculpen y tampoco olviden poner sus comentarios ^^

CAPITULO 4: LA BATALLA EN ECLATHION



Milo se encontraba caminando rumbo a la fuente con su armadura puesta. Para su desgracia esa noche había vuelto a tener la misma pesadilla que la noche anterior y de hecho había pasado lo mismo, pero esta vez no la siguió. Lo que le preocupaba en ese momento era la platica que iba a tener con esa amazona, tenía que hacer que platicara todo lo mas detallado posible. Después de un par de minutos de haber salido de su templo, llegó a la fuente.

La fuente era un lugar muy bonito, era el único lugar del Santuario en donde había bastante vegetación: pasto, flores y varios árboles que le brindaban a la fuente un toque de tranquilidad. Cuando Milo estaba frente a la entrada se quedó un rato ahí observando y pensando en varias cosas. El motivo por el que la fuente era tan diferente se debía a que el cosmos de Athena se concentraba más a ese lugar con el propósito de que los caballeros heridos que ingresaban ahí se curaran más rápido. Un ratito después una mujer ataviada con un hábito azul claro salió del lugar
- ¿Usted debe de venir a ver a la joven? – dijo la sacerdotisa
- Sí, así es - respondió Milo, indudablemente ese lugar le brindaba mucha tranquilidad
- Sígame por favor, la llevaré con ella
- Gracias

La sacerdotisa dio media vuelta y empezó a caminar y detrás de ella iba Milo. La fuente tenía varias habitaciones, en las cuales podían caber hasta cinco personas. La habitación a la que se dirigieron era la última al fondo, a la derecha, la sacerdotisa abrió la puerta e hizo un ademán para que Milo pasara. Cuando él entró la sacerdotisa cerró la puerta y se fue de ahí, mientras que él se quedó un momento sin moverse, solo observando detenidamente a la amazona que se encontraba dormida en una de las camas de la habitación. Tenía la piel bronceada, cabello largo y negro y era alta. Poco a poco se fue acercando a ella y cuando estuvo al lado de su cama, ella despertó, dejando ver sus ojos color miel.
- Hola, joven caballero - dijo la amazona con dificultad
- Hola - respondió Milo - ¿Cómo se llama?
- Yatzin
- Mi nombre es Milo y estoy aquí para…
- Para saber que fue lo que pasó en Eclathión – lo interrumpió Yatzin
- Si, así es… ¿Cree que estas en condiciones de poder contarme que fue lo que pasó allá?
- Si, claro que sí
- Te escucho

Algunas nos encontrábamos de lo más tranquilas entrenando, otras se encontraban con la reina atendiéndola y otras mas se encontraban sin hacer nada, en fin, nunca nos imaginamos que alguien iba a venir a atacarnos. Una de nuestras compañeras llegó corriendo del bosque avisándonos que todas las que se encontraban en los alrededores habían sido asesinadas, por lo que todas nos pusimos alertas y en guardia. No tardo mucho en llegar y el aspecto que tenía no era muy amenazante

- ¿Podrías describirlo?
- Por supuesto… pero no era él… sino ella…

Era alta de aproximadamente 1.70, su cabello era pelirrojo y le llegaba a media espalda, no pude ver su rostro pues lo traía cubierto con una máscara y su armadura era negra como la noche con dos piedra esféricas de color rojo brillante: una en el casco y otra en medio del pecho; y en su mano derecha traía una espada. Cuando llegó se quedó un momento observándonos pero no fue por mucho tiempo que duró así. Cuando ella comenzó a avanzar, nosotras nos pusimos alrededor suyo y comenzamos a atacarla. Ella parecía no esforzarse mucho, amazona que se acercaba a ella, amazona que caía muerta, era demasiado rápida y sus golpes eran mortales… cuando una de mis mejores amigas fue asesinada, yo fui a atacar a esa mujer pero cuando menos me di cuenta su espada ya estaba clavada en mi abdomen y a pesar de su mascara pude sentir su mirada llena de satisfacción y orgullo. No se si fue afortunado o desafortunado no quedar inconsciente al instante puesto que lo vi y lo escuché todo. En un abrir y cerrar de ojos todas las que se encontraban fuera de la estancia real estaban muertas e inmediatamente después de haber acabado con todas entró ahí. No pude ver nada pero logré escuchar los gritos de dolor de mis compañeras y solo por eso deduje que la batalla de ahí dentro fue peor que la que se llevó afuera. Por un breve instante no se escuchó nada pero después logré oír como dos espadas chocaban constantemente y fue cuando me di cuenta de que la reina Roxana se encontraba peleando contra esa mujer y por un breve instante llegué a pensar que mi reina podría ganarle. Unos pocos minutos después, los ruidos cesaron, escuché que alguien salía y como los pasos no eran los de mi reina… me hice la inconciente. Esa mujer había logrado acabar con ella y antes de irse se detuvo justo frente a mí y a pesar de que yo no la veía podía sentir su mirada clavada sobre mí, escuché como blandió su espada con fuerza para después guardarla y se fue de ahí… yo por mi parte levante la cabeza y vi…

- ¿Se siente bien? - preguntó Milo preocupado al ver que Yatzin se había detenido de pronto
- Sí, estoy bien - respondió Yatzin casi al borde del llanto, algunas lágrimas rodaban por sus mejillas
- ¿Qué fue lo que vio?- preguntó Milo intrigado
- Vi que esa mujer llevaba en su mano izquierda la… - hizo una pausa - cabeza de mi reina - Yatzin rompió en llanto y Milo se quedó sorprendido ante tal respuesta - a veces pienso que esa mujer no me mató a propósito
- ¿Qué le hace pensar eso?
- Cuando esa mujer estuvo fuera del alcance de mí vista…

Y con un gran esfuerzo y dolor, logré ponerme de pie, dirigiéndome lo más rápido que pude a la estancia real. Tal y como lo supuse, la batalla ahí dentro había sido mas encarnizada que la que yo había presenciado, pero había algo que me importaba más y esa era la reina por lo que sin preocuparme por nada más me dirigí hacia ella y cuando vi su cuerpo sin su cabeza la poca fuerza que me quedaba en mis piernas se fue y si no hubiera sido por la silla real hubiera caído sobre su inerte cuerpo - hizo una pausa, respiró hondo y continuo - en fin, con un gran esfuerzo logré salir de ahí y el primer lugar que se me vino a la cabeza en el cual podrían ayudarme fue el Santuario, por lo que no lo pensé mucho y me vine hacia acá…

- y todo lo demás usted ya lo sabe - Yatzin tenía una expresión de tristeza en su rostro y solo se limitaba mirar la punta de sus pies, mientras que Milo solo la miraba totalmente sorprendido - Ahora entiende porque digo que esa mujer no me mató a propósito… bien pudo hacerlo… éramos cincuenta… CINCUENTA y solo me dejó a mi con vida - Yatzin volteó su cabeza al lado contrario de donde se encontraba Milo
- Lo que acaba de contarme es muy trágico - dijo Milo muy serio
- Si, lo sé
- Le agradezco que me haya contado todo esto, se que no fue fácil para usted
- No tiene que agradecer… solo respóndame una pregunta
- Si, claro
- ¿Sospechan de alguien?
- No, aun no… pero la mantendremos informada al respecto
- Gracias
- Que descanse

Milo se dirigió a la entrada, abrió la puerta, pero antes de salir le dio un último vistazo y observó que había vuelto a cerrar los ojos, se volvió hacia la puerta y salió. Cuando ya estaba afuera de la fuente, en uno de los arbole, vio nuevamente a Nira, pero esta vez de 7 años, sentada, recargada en el árbol y viendo hacia el cielo con lágrimas en los ojos. Milo se le quedó viendo por un largo rato y después ella volteó a verlo, lo cual desconcertó un poco más al pobre caballero, no tanto porque lo estuviera mirando, sino por la forma en que lo hacia; con tristeza y con desesperación.
- ¿Qué es lo que te pasa? - preguntó Milo con ternura pero no obtuvo respuesta, ella solo se limitó a mirar nuevamente al cielo - ¿Nira? - un ruido llamó su atención pero cuando regresó su mirada al árbol, ella ya no estaba ahí - Creo que me estoy volviendo loco - sonrió con tristeza y volvió a seguir su camino rumbo al templo del Escorpión Celeste.


#8 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 01 March 2006 - 04:29 AM

ooooohhh. leni, tengo la pekeña sospecha.....
aah, pero no kiero adelantarme ^^
ha pasado mucho tiempo!! ya extrañaba este fic
gracias por continuarlo
:fris:

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#9 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 02 March 2006 - 04:02 AM

Me alegra que te este gustando este fic, DûbhMornië ^^ y bueno, intentare, esta vez :jops: , poner un capitulo por semana ^^

Me despido


:bye:

#10 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 08 March 2006 - 03:27 AM

Y despues de una semana aqui vengo con el capitulo #5. Espero que les guste y no olviden poner sus comentarios que es lo que me motiva a seguir publicando este fic ^^
-------------------------------------------------------------------------------------

CAPITULO 5: REVELACIONES DEL PASADO



Cuando Milo llegó a su templo se dirigió a la pequeña cocineta y se tomó un vaso con agua, lo que le había contado Yatzin había sido algo muy delicado y que se debería de tratar con cuidado. Dejó el vaso en el lavaplatos y se fue en dirección a Sagitario.

Aioros y Shura habían llegado de Eclathión a eso de las 2 de la mañana pero considerando la hora que era en ese momento, Milo supuso que ya deberían de estar listos para ir con Athena y decirle lo que habían visto y escuchado. Cuando llegó a Sagitario observó a Shura y Aioros muy pensativos, sentados, fuera del templo.
- Y ahora ¿Qué les pasa? - pregunto Milo con curiosidad
- Aun tenemos las imágenes impresas de lo que vimos en Eclathión - respondió Aioros muy serio
- Me lo imagino - dijo Milo
- ¿Ya hablaste con la amazona? - preguntó Shura
- Si, así es… debieron de haber vivido una amarga experiencia allá
- Ni que lo digas - dijo Aioros y a su mente se vino el recuerdo de la amazona sin cabeza, lo cual lo estremeció, a Shura le pasó lo mismo.
- Entre más pronto vayamos talvez mas pronto lo olviden - dijo Milo con tono burlón
- Si claro, como tú no fuiste y lo viste crees que va ser sencillo - dijo Shura con sarcasmo
- Tranquilos y mejor vamos - dijo Milo
- Vamos - dijo Aioros y tanto él como Shura se levantaron y fueron a la cámara del patriarca

Cuando llegaron vieron a Athena caminando de un lado a otro y a Shion intentando de tranquilizarla, pero cuando Athena los vio dejó de hacerlo y se dirigió a los tres caballeros que se encontraban arrodillados frente a ella.
- Estaba a punto de mandarlos llamar - dijo Athena un poco desesperada - que fue lo que vieron… Shura, Aioros - Estos dos se miraron y después volvieron su mirada a Athena
- El lugar estaba hecho un desastre, señorita - dijo Aioros - estaba lleno de cadáveres tirados por todos lados y en muy malas condiciones. Suponemos que fueron varias personas las que atacaron el lugar
- ¿Todas estaban muertas? - preguntó Shion
- Si, su santidad - respondió Shura
- Milo, ¿Qué fue lo que te dijo la amazona?
- Quien las atacó fue una mujer - dijo Milo y todos se sorprendieron ante tal noticia - y ella sola se encargó de todas
- ¿Estas diciendo que fueron vencidas por una sola mujer? - preguntó sorprendido Shion
- Así es, su Santidad… según ella, esa mujer era muy rápida
- Eso no es bueno - dijo Athena en un murmuro - ¿no te dijo si antes había visto a esa mujer?
- No
- ¿Y tu no tienes alguna idea?, porque te la describió, ¿no es así?
- Si, me la describió, pero no se me viene na… - Milo se cayó de pronto, todos los que estaban presentes se le quedaron viendo, impacientes. Milo se estaba acordando del día en que había ido al monte Atos y se acordó de los bersekers, más bien en las armaduras, si no recordaba mal, uno de ellos portaba una armadura negra con una piedra roja en el casco y otra en el pecho
- ¿Milo? - dijo Shion
- Fue una berseker - dijo al fin - de Olympus Mons
- Pero… si tu, Aioria, Shaka y una jovencita, que no recuerdo su nombre…
- Nira, se llamaba Nira - interrumpió Milo a Shura - y si, lo sé, nosotros los derrotamos, pero nunca nos enfrentamos a Ares, el bien pudo buscar otras personas, entrenarlas y convertirlos en sus nuevos bersekers
- Si Ares esta detrás de esto no dudará en atacar otro lugar - dijo Athena
- ¿Qué propone, princesa Athena? - preguntó Shion
- Convoca una reunión de caballeros mañana a las 11:30 de la mañana, Shion
- Como usted diga, señorita
- Aioros, Milo, Shura; ya pueden retirarse - los tres caballeros hicieron una reverencia, se levantaron y se fueron

Ninguno de ellos decía una palabra, solo se limitaban a bajar las escaleras. Se detuvieron en la casa de Capricornio comenzaron a platicar.

Mientras tanto, en la fuente, Yatzin se encontraba gritando que alguien viniera. Asustada, una de las sacerdotisas del lugar llegó
- Necesito que le hablen al joven Milo - dijo Yatzin entre cuando la sacerdotisa abrió la puerta
- Oh!... si, como diga - dijo la sacerdotisa que todavía ni siquiera había entrado, cerró la puerta y se fue a buscar a Milo.
La joven salió del lugar y a lo lejos pudo observar a unos soldados, se dirigió a ellos lo más rápido que pudo
- Disculpen - dijo la sacerdotisa cuando estuvo frente a ellos
- En que podemos ayudarla - dijo uno de los soldados
- Necesito que le digan al caballero dorado de Escorpión que venga a la fuente, es urgente
- Enseguida - los soldados se fueron a las doce casas mientras que la sacerdotisa se regresó a la fuente y se dirigió a la habitación de Yatzin
- No creo que tarde - dijo la sacerdotisa
- Gracias

Milo se había ido del templo de Capricornio hacia ya 10 minutos y se encontraba recostado en su cama. El haberse acordado de lo que había pasado en Atos lo había puesto de mal humor y por eso se había ido rápido de con sus compañeros ya que no quería hablar sobre ese día. Escucho que alguien entro a su templo, se levantó y se fue a ver quien era.
- Se le requiere de urgencia en la fuente - dijo el soldado entre cuando lo vio
- Voy para allá - dijo Milo e inmediatamente después salió corriendo de ahí

No tardó mucho en llegar y se fue directamente con Yatzin, ya que no se le ocurría quien mas lo podría llamar en dicho lugar.
- ¿Ocurrió algo? - pregunto Milo un poco preocupado cuando entró
- Hubo algo que se me olvidó mencionarte - contestó Yatzin algo alterada, Milo se acercó a ella
- ¿Qué fue?
- La espada… ahora que lo pienso bien… esa espada era algo extraña
- ¿Extraña? ¿En que sentido?
- Su forma y su filo… el mango tenia forma de escorpión, solo que sin las patas, todo lo demás lo tenía: la cola, las tenazas y el aguijón, y en lo que debiera ser el cuerpo tenia puntos rojos; y era exageradamente filosa, no cualquier filo es capaz de atravesar el ropaje que vestimos
- Estas hablando de Elliniká - dijo Milo sorprendido
- ¿Has visto esa espada? - preguntó incrédula Yatzin
- Si… le pertenecía a una amiga - hizo una pausa, Yatzin abrió la boca para preguntar pero la volvió a cerrar - lamentablemente ella murió hace cuatro años
- Lo siento
- Por cierto… quien las atacó fue un berseker de Ares

Yatzin se quedó sorprendida ante tal revelación, nunca pensó que quien estuviera detrás de todo fuera un dios…


#11 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 09 March 2006 - 02:34 AM

ay, leni, no... no nira.... pobre miloo!!
continua, continua! :miniojis:

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#12 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 15 March 2006 - 02:11 AM

Gracias por tu comentario Dubh Mornie ^^ y como cada semana aqui traigo el siguiente capitulo. Espero que les guste y no olviden poner su comentario ^^
-------------------------------------------------------------------------------------

CAPITULO 6: EL PUEBLO AMAZONICO DE ALFEIÓS




Hacía más de 3 horas que se había acabado la reunión y habían durado platicando y poniéndose de acuerdo más de una hora en la cámara del patriarca. En es reunión se habían puesto de acuerdo en enviar a Aioria al pueblo amazónico de Alfeiós.
- ¿Pero porque ahí? - había preguntado Aioria un poco confuso
- Los astros así lo han predicho - había respondido el patriarca
Ahora, Aioria se encontraba en su templo arreglando unas pocas cosas para llevarse a Alfeiós.

En otro lugar, en una casa muy grande fuera de la ciudad de Atenas, estaban cuatro personas hincadas frente a un hombre; dos hombres y dos mujeres.
- Todo salió como usted lo ordenó, señor Ares - dijo la chica de armadura negra y cabello rojizo - la amazona que dejé con vida se dirigió al Santuario de Athena
- Muy bien, Olympus Mons, has hecho un buen trabajo - dijo Ares - ahora, necesito que vayas a otro lugar
- Lo que usted diga son órdenes para mí - respondió Olympus Mons
- Mañana irás a Alfeiós, pero esta vez no quiero a nadie con vida… y por supuesto… tráeme la cabeza de la reina.
- Así lo haré

Al día siguiente, Aioria ya estaba listo para partir hacia Alfeiós. Salió de su templo y se dirigió a la salida del Santuario, y ahí, esperándolo, se encontraba Milo
- ¿Qué pasa Milo?, ¿Qué haces aquí? - preguntó Aioria
- Solo te quiero advertir que tengas cuidado con su espada - respondió Milo muy serio
- Claro
- Ten cuidado - dijo Milo y Aioria salió de ahí para tomar rumbo a Alfeiós mientras que Milo se fue a las doce casas.

El pueblo amazónico de Alfeiós se encontraba en la península del Peloponeso, cerca de un río con el mismo nombre del pueblo. Este lugar tenía una jerarquía mayor a la que poseía Eclathión. Aioria optó por moverse a la velocidad de la luz para llegar lo más rápido posible a ese lugar. Cuando llegó pudo notar a las amazonas un tanto más agresivas de lo normal ya que no fue recibido de la mejor manera, sino que entre cuando llegó fue rodeado por todas ellas, amenazándolo con lanzas
- Vengo del Santuario de Athena, no quiero hacerles daño - dijo Aioria, tranquilo
- Entonces, ¿a que has venido, caballero? - preguntó una de ellas
- He venido a ayudarles… en Eclathión hubo una sobreviviente y por lo que nos contó, quien las atacó es un rival muy fuerte
- Bájenlas - ordenó la amazona y todas lo hicieron - cuéntanos todo lo que sabes sobre eso - hizo una pausa - pero no aquí… sino con la reina Edessa

Las amazonas condujeron a Aioria a través del pequeño pueblo pero no por eso había pocas amazonas. Aioria calculó que cuando menos habría mas de 70 o que inclusive superaran las 100. No le cabía la menor duda de que esta vez la berseker iba a tener problemas, no tanto por su presencia, sino por la cantidad y calidad de las amazonas. Anteriormente ya había oído sobre Alfeiós, aunque no mucho, solo que sus amazonas se caracterizaban por ser rápidas y hábiles con la lanza, cosa que nunca había oído de Eclathión, es más, ni siquiera había oído mencionar a ese pueblo.

El salón de la reina era enorme, había dos palmeras que custodiaban la entrada y también contaba con unos cinco escalones frente a la entrada. Estaba hecho de mármol y tenía una tonalidad azulada, como el océano. Por dentro era aun mas impresionante, contaba con altas columnas y se podía distinguir un pasillo principal justo enfrente del trono real y, sentada en él, se encontraba la reina Edessa. Cuando estuvieron frente a ella, las amazonas que acompañaban a Aioria hicieron una reverencia y él, solo por imitación más que por otra cosa, hizo lo mismo.
- Reina Edessa… este hombre dice ser un caballero de Athena y estar aquí para brindarnos su ayuda en caso de ser atacadas
- ¿Cuál es su nombre? - preguntó Edessa con voz firme. Ella era alta, tenía el cabello castaño hasta los hombros y chino, sus ojos eran chicos de color avellana acompañados de una mirada bondadosa pero a la vez inflexible
- Soy Aioria, caballero dorado de Leo - respondió Aioria con un deje de orgullo
- Así que viene a ayudarnos… ¿Qué le hace suponer que seremos atacadas? - preguntó Edessa. Su voz era fuerte y clara
- Los astros así lo han predicho… no sabemos con exactitud cuando, pero será pronto
- Ya veo - hubo silencio por un momento - Sofía… muéstrale a este caballero el lugar y dile a las demás que estén preparadas para un ataque, es posible que nos ataquen pronto
- Si, reina Edessa - dijo Sofía y se acercó a Aioria - sígame por favor

Sofía era joven; su cabello era rubio, lacio y le llegaba por debajo de los hombros; sus ojos eran grandes, verdes y muy expresivos y su piel era blanca. Cuando salieron, vieron que en la entrada se encontraba una mujer ataviada con una armadura negra, con una espada en su mano derecha, una mascara sobre su rostro y su cabello era pelirrojo. Bajo sus pies se encontraban los cadáveres de las amazonas que se encontraban fuera del salón real. No sólo era rápida, sino que también era muy silenciosa a la hora de atacar...


#13 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 15 March 2006 - 02:47 AM

aahhh!! ya aparecio!! :S
me encantan tus descripciones, leni, haces q todo sea tan claro ^^
estare esperando la contii!!

matta ne!

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#14 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 22 March 2006 - 04:10 AM

CAPITULO 7: LA BERSEKER DE OLYMPUS MONS



Tanto Aioria como Sofía se quedaron sorprendidos al ver tal situación. La chica de armadura negra había sido capaz de acabar con muchas amazonas en muy poco tiempo y sin hacer el menor ruido posible.
- Será mejor que te metas, Sofía, esto puede ser muy peligroso - dijo Aioria sin quitarle la vista a la berseker
- Sí - respondió Sofía y se metió a la estancia real
- Sabía que tarde o temprano los caballeros de Athena iban aparecer… pero nunca me imaginé que tan pronto - dijo la mujer con sarcasmo. Su voz, para sorpresa de Aioria, era fuerte pero a la vez suave, clara y firme
- Eres rápida, más de lo que me había imaginado, pero hasta aquí llegó tu suerte, berseker
- ¡Vaya!, así que ya sabes quien esta detrás de esto… ese era un riesgo que debíamos tomar al dejar a esa amazona con vida, pero lograron hacer memoria - hizo una pausa - dime, ¿Quién eres tu?
- Soy Aioria de Leo, ahora dime tú quien eres
- Ja… crees que te lo voy a decir así como así… te propongo algo… si logras darme un golpe te lo diré
- Bien, acepto tu proposición
- ¿Atacas o ataco?
- Atacas

La mujer desapareció de los ojos de Aioria y de pronto, este sintió un doloroso golpe en el abdomen que lo obligó a doblarse en dos, después ella lo atacó con su espada, pero esta vez logró esquivar el ataque aunque logró cortarle tres cabellos. Aioria le lanzó un golpe pero ella logró esquivarlo echándose una maroma hacia atrás y después volvió a dirigirse hacía el, volvió a blandir su espada, Aioria vuelve a esquivarla pero esta vez logró producirle una ligera herida izquierda. El pasó su mano sobre ella y pudo notar que estaba sangrando, lo cual lo enojó
- RELAMPAGO DE VOLTAJE - gritó Aioria
Aunque al principio la mujer podía esquivarlos hubo un momento en que ya no pudo y fue golpeada por varios de los puños de Aioria, lanzándola hacia una pequeña mesa de piedra, la cual desbarató
- ¿Me vas a decir quien eres? - preguntó Aioria
- Fue solo un golpe de suerte - la mujer se puso de pie - pero un trato es un trato
- Y bien… ¿Cuál es tu nombre?
- Eres demasiado impaciente… mi nombre es Lunye y soy la berseker de Olympus Mons
- ¿Por qué Ares mata a las amazona? - preguntó Aioria
- Oye, oye, solo era mi nombre, además, eso no es asunto tuyo… ¿continuamos con nuestra pelea?
- Por supuesto que sí

Lunye volvió a desaparecer pero esta vez fue interceptada por Aioria, el cual esquivó la patada que le iba a dar, pero lo que no pudo impedir fue el puñetazo que recibió en el rostro y que lo mandó a estrellarse contra otra mesita de piedra que se encontraba cerca, partiéndola por la mitad. Sin perder tiempo, Aioria se puso de pie y se dirigió a la velocidad de la luz contra Lunye dándole un golpe en el rostro aunque ella había logrado cubrirse con las manos, pero eso no impidió que chocara de espaldas contra una palmera, dejando el tronco de esta muy dañado, casi a punto de partirla en dos. Antes de que Lunye cayera al suelo, Aioria volvió a dirigirse hacia ella dispuesto a lanzarle otro ataque, pero ella logró esquivarlo y aprovechando la oportunidad, volvió a asestarle otro golpe en el abdomen a Aioria y después le dio una patada en el mismo lugar, lanzándolo varios metros lejos de ella. Aioria volvió a ponerse de pie y sin darle la menor importancia al pequeño dolor que sentía en su abdomen volvió a lanzarle otro ataque, pero ella volvió a esquivarlo, esta vez brincando. Cuando sus pies tocaron el suelo se dirigió hacia Aioria y comenzó a lanzarle varios ataques con su espada, pero Aioria los esquivaba todos. En uno de los ataques de Lunye, Aioria la tomó de la muñeca y la azotó contra el suelo, pero ella rápidamente se levantó no sin antes patearlo con ambas piernas, lo cual lo único que hizo fue que Aioria diera unos pasos hacia atrás
- Peleas bien, Aioria de Leo - dijo Lunye, su voz se oía un poco fatigada
- Lo mismo digo, Lunye de Olympus Mons - dijo Aioria también un poco fatigado
- Me gustaría seguir peleando contigo, pero tengo algo pendiente que hacer Lunye con cinismo
- ¿Acaso huyes de mí? - preguntó Aioria sarcástico
- No… ya tendremos más tiempo para seguir con esto, pero sabes, ahora ya no… tengo unas amazonas que eliminar - esto ultimo lo dijo señalando la estancia real que se encontraba detrás de ella
- Eso si yo te lo permito
- Oh… claro que me permitirás hacer mi trabajo - Lunye dio media vuelta y se dirigió hacia la estancia real
- ¿Qué? - Aioria intentó moverse pero no pudo, había lago que se lo impedía - ¿Qué me has hecho?
- Observa como las elimino a todas - respondió con tono triunfante y sin voltearlo a ver. Antes de comenzar a subir las escaleras, se detuvo - y como salgo con la cabeza de la reina Edessa en mi mano izquierda - volvió a caminar y comenzó a reírse a carcajadas. Aioria intentaba moverse pero por mas que lo intentaba no lo lograba.

Mientras tanto, adentro, Lunye se encontró con el resto de las amazonas montando guardia frente a la reina
- Ilusas - dijo Lunye con desprecio - sentirán el filo de Elliniká
Las amazonas se dirigieron a ella pero ninguna fue capaz de hacerle frente a su espada, las lanzas que eran tocadas por su filo se partían en dos al instante y después el cuerpo que manejaba dicha lanza sufría una herida profunda y mortal. Aioria, que aun seguía sin poder moverse, escuchaba los gritos de dolor, pero el poder que lo inmovilizaba era muy fuerte. La última de las amazonas en sentir el filo de Elliniká había sido Sofía, a la que le había clavado la espada en el abdomen y después, cuando Lunye se la desenterró, le provocó una herida mortal en la garganta, muriendo al instante. Edessa, al ver a todas sus protectoras en el suelo, miró a Lunye con odio, tomó una lanza que se encontraba recargada en el trono y se dirigió a la berseker. Esa lanza tenía el hecho de oro y la punta se veía verdaderamente filosa. La reina, a una velocidad impresionante, se dirigió hacia Lunye con su lanza en alto, pero esta ultima logró esquivarla, pero para su sorpresa había logrado rasgar la mascara llegando a tocar su piel pero no hubo sangrado. Después de eso comenzaron a atacarse mutuamente, chocando ambas armas entre sí. La lanza de Edessa era muy resistente pero no lo suficiente, puesto que después de varios minutos de batalla esta fue partida en dos por Elliniká e inmediatamente después, la cabeza de Edessa fue cercenada de su cuerpo y rodó justamente hacia los pies de Lunye, la cual la cogió de los cabellos con su mano izquierda y salió de ahí.
- Tal y como te lo dije, Aioria - dijo Lunye mientras le mostraba la cabeza a Aioria
- Maldita - dijo Aioria con rencor
- Sabes… yo bien podría acabar contigo ahora mismo pero quiero que le des un mensaje a Athena - dijo Lunye muy seria pero al ver que Aioria no iba a responder continuó - quiero que le digas que no se meta en lo que no le importa y que deje de enviar a caballeros tan patéticos como tú
- Cállate, no te saldrás con la tuya - gritó Aioria mientras Lunye se iba de ahí
- Mira como lo estoy haciendo - dijo Lunye con tono burlón, dio un brinco hacia una rama y desapareció.

Después de un par de minutos, Aioria recobro la movilidad nuevamente y salió corriendo de ahí para darle alcance pero ya era demasiado tarde, Lunye ya no estaba nada cerca de ahí. El volvió hacia Alfeiós y se sintió terriblemente mal al ver que no había logrado cumplir con la misión que se le había encomendado.


#15 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 23 March 2006 - 03:36 AM

ooooohhhh....

no puede ser.. las pobres amazonas... y el pobre aioria q no pudo hacer nada :_(
espero la otra parte, leni! ^^

matta ne!

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#16 Piang_Cheng

Piang_Cheng

    El gatito del foro

  • Usuario
  • 2902 Mensajes:
  • Género:Hombre
  • Ubicación:En algún lugar de Chile de cuyo nombre no quiero acordarme...

Escrito 25 March 2006 - 05:40 AM

:fan: :fan: :fan: :fan:

Que gran historia Leni!! :fan: su peludo admirador acaba de volver :teadoro:


Imagen enviadaImagen enviadaImagen enviada

Registrate en Gladiatus! y descarga tensiones en EL BRUTO

Muchísimas gracias a mi Cuchita por la linda firma y avatares ^^


#17 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 12 April 2006 - 12:33 AM

Que bien, me alegra escuchar eso Pian cheng y bueno, lamento mucho haberme tardado tanto en publicar el capitulo 8 pero aqui vengo a publicarlo. Espero que les guste y no olviden poner sus comentarios ^^
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CAPITULO 8: REUNION EN EL MONASTERIO DE ARES




Lunye corría lo más rápido que podía a través de la pradera, hacía más de una hora que había cumplido con su misión en Alfeiós y ahora se dirigía hacía su guarida. Cuando llegó se quedó un momento observándola; se trataba de un antiguo monasterio ortodoxo que fue abandonado hacia más de dos siglos, el cual estaba cubierto en su mayoría por altos árboles y eso le daba un toque enigmático. No importaba cuantas veces lo había visto, a ella siempre le encantaba verlo. Una chica con armadura marrón se acercó a ella.
- Lunye, ¿Qué haces?
- Lo de siempre, Ioanni - Lunye volteo a ver a quien le había hablado
- El señor Ares te esta esperando - dijo Ioanni con un poco mas de seriedad
- Voy para allá

Lunye comenzó a subir una docena de escaleras que se encontraban frente a ella para poder entrar al lugar, mientras que Ioanni iba tras ella. Ioanni era de estatura baja puesto que media 1.60, su cabello era rubio y lacio y le llegaba por encima de los hombros; al igual que Lunye portaba una mascara.

Después de haber caminado a través de cuatro salas, por fin llegaron al salón principal del monasterio. Ese lugar era muy grande, contaba con vitrales en la parte superior de sus paredes en los cuales había representaciones de distintas guerra e iluminaban todo el lugar. En medio del salón había una alfombra negra que estaba desde la entrada hasta una silla grande de oro con el respaldo, el asiento y los descansabrazos de terciopelo rojo. En esa silla se encontraba sentado un hombre alto de cabello negro, lacio y largo hasta los pies con un mechón en la frente, sus ojos eran violetas y chicos y su mirada era desafiante, llena de confianza y frialdad. Estaba ataviado con una túnica negra, la cual tenía la orilla de las mangas en color rojo y en medio de la túnica, desde el pecho hasta los pies, había dos líneas curveadas en color dorado y en medio de esas dos líneas tenia dibujado un jabalí en tono dorado y una lanza ensangrentada en color rojo brillante. El cuello era de oro con una piedra esférica de color rojo muy brillante y también poseía unas hombreras algo grandes. Lunye caminó sobre la alfombra mientras que Ioanni se quedó en la entrada. La luz que entraba por los vitrales hacían que la armadura negra de Olympus Mons brillara más de lo usual haciendo que las piedras que adornaban el casco y el pecho relucieran aun mas. A unos dos metros de distancia, Lunye se detuvo y se arrodilló frente a Ares. Detrás de él se encontraban dos hombres: el que se encontraba a la derecha media 1.90, su cabello era azul grisáceo, corto hasta media cara y al igual que sus compañeras usaba una mascara y portaba una armadura en color azul marino; el de la izquierda media 1.87, su cabello era largo, ondulado y dorado, también usaba una mascara y su armadura era color verde oscuro.
- Señor Ares - dijo Lunye
- ¿Has traído lo que te pedí? - preguntó Ares con una sonrisa perversa en su rostro
- Si, señor Ares - Lunye levantó su brazo derecho para mostrarle la cabeza de Edessa
- Bien hecho, Lunye… Skuler de Utopía, ya sabes a donde llevar esa cabeza
- Sí - respondió él que se encontraba al lado izquierdo de Ares, dirigiéndose hacia Lunye. Esta le entrego la cabeza y cuando la tomó se dirigió hacía una puerta que se encontraba en el fondo de la habitación. Después de casi un minuto, Skuler salió de ahí y se volvió a colocar en donde estaba.
- Dejaremos tranquilas a las amazonas por un breve tiempo… ya veremos como actúa Athena ante esto
- Señor Ares… Athena no quiso esperar y envió a un caballero dorado a defender Alfeiós… pero como era de esperarse… se confió demasiado - dijo Lunye con tono de burla
- Ya veo… con que Athena quiere hacerla de buena hermana con Artemisa… o bien… solo lo hizo porque son simples humanas pero… lo que haga Athena me tiene sin cuidado - Ares hizo una pausa - Ya, pueden retirarse
Lunye se levantó y los cuatro hicieron una reverencia ante Ares. Lunye esperó a que Skuler y Nithael la alcanzaran para comenzar a caminar hacia la salida y cuando llegaron con Ioanni, los cuatro salieron juntos.


#18 -DûbhMornië-

-DûbhMornië-
  • Usuario
  • 1319 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:CHILE

Escrito 12 April 2006 - 01:40 AM

tan cortito??

yo kero mas... :miniojis:

gracias por la conti, leni!

matta ne

Imagen enviada

Fotolog / Hage na nai, naze? // Mi aisling na mo cridhe bu a craobh còmhla ri uisge...


#19 Leni_de_Escorpion

Leni_de_Escorpion
  • Usuario
  • 215 Mensajes:
  • Género:Mujer
  • Ubicación:Mexico

Escrito 12 April 2006 - 03:13 AM

Yo se que estuvo algo cortito pero para ese capitulo fue lo unico que se me ocurrio, gomen nasai :jops: . El proximo martes coloco el siguiente capitulo

Me despido

:bye:

#20 Piang_Cheng

Piang_Cheng

    El gatito del foro

  • Usuario
  • 2902 Mensajes:
  • Género:Hombre
  • Ubicación:En algún lugar de Chile de cuyo nombre no quiero acordarme...

Escrito 15 April 2006 - 06:04 AM

:o :o :o

Leniii, ¿por que siempre nos deja con la duda? >__<

Yo quiero el proximo capi api api api api :fan: :fan: :fan:

Estoy ansioso por saber como terminará todo estoo :fan:

:fris: :fris: :fris: :fris:


Imagen enviadaImagen enviadaImagen enviada

Registrate en Gladiatus! y descarga tensiones en EL BRUTO

Muchísimas gracias a mi Cuchita por la linda firma y avatares ^^





0 usuarios están leyendo este tema

0 usuarios, 0 invitados, 0 usuarios anónimos